Separa más o menos judías para triturar, dependiendo de la consistencia que quieras darle al caldo del potaje.
1/4 kg. de judías blancas
1/2 kg. de patatas
2 l. de agua fría
1 l. de agua templada
1 punta de jamón magro
125 gr. de tocino fresco
30 gr. de manteca de cerdo
1 kg. de repollo
1 hoja de laurel
1/2 cebolla mediana
2 dientes de ajo y sal
Calorías 37 kcal / 100gr
Proteína 2.3 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.2 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Si quieres elaborar un plato contundente, te dejamos esta receta de potaje con judías blancas. ¡Que salga rico!

Potaje fácil

 Así lo cocinamos

Ponemos las judías en remojo la noche anterior.

Al día siguiente, ponemos las judías escurridas en una cazuela grande con un litro de agua fría, el laurel, la media cebolla partida en dos, los ajos, la manteca, el tocino y el jamón.

Dejamos cocer una hora aproximadamente. Durante este tiempo cortamos la cocción tres veces, añadiendo un chorrito de agua fría (cada 15 minutos, más o menos).

Cuando hayan cocido una hora, apartamos gran parte de las judías y las dejamos en caldo para que no se enfríen. Pasamos otras cuantas por el pasapurés o las trituramos con la batidora, junto con algo de caldo, y las dejamos en otra cazuela más pequeña con el tocino y el jamón, sin que deje de cocer.

Ponemos en otra cazuela más grande las judías trituradas, un litro de agua templada y, cuando rompa a hervir, añadimos el repollo limpio y picado. Dejamos cocer una hora.

Añadimos las patatas cortadas en tacos y la sal. Dejamos cocer 45 minutos más, o hasta que estén las patatas en su punto y el repollo también.

Incorporamos las judías enteras que teníamos reservadas en caldo y rectificamos de sal si es necesario. Cortamos la punta de jamón y el tocino en daditos y servimos caliente.

 Trucos y Consejos

Separa más o menos judías para triturar, dependiendo de la consistencia que quieras darle al caldo del potaje.

 Información Nutricional

Las judías son un alimento rico en fósforo. Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina B1 y B9. Además, es también un alimento muy rico en magnesio, potasio, fibra, proteínas y hierro. No contienen colesterol y también destaca su alta cantidad de proteínas.

Están recomendadas durante la infancia, la adolescencia y el embarazo, ya que en estas etapas es necesario un mayor aporte de este nutriente.

Su alto contenido en hierro hace que las judías ayuden a evitar la anemia ferropénica o anemia por falta de hierro, por lo que hace que éste sea un alimento recomendado para personas que practican deportes intensos.

Las judías, al ser un alimento rico en potasio, ayudan a una buena circulación, regulando la presión arterial, por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio también ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina