Antes de cocinar el pulpo debemos ablandar su carne. Para ello, congelaremos el pulpo durante un par de días para “matar” el nervio
1 pulpo de unos 2 kilos
½ kilo de patatas
2 dl de aceite de oliva virgen extra
2 cucharaditas de pimentón dulce
2 cucharaditas de pimentón picante y sal gruesa.
Calorías 84 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

 Así lo cocinamos

Antes de cocinar el pulpo debemos ablandar su carne. Para ello, congelaremos el pulpo durante un par de días para “matar” el nervio.

Una vez hayan transcurrido esos dos días, coceremos el pulpo en una olla con agua y una cebolla. Cuando el agua entre en ebullición introduciremos el pulpo. Cogemos el pulpo por la cabeza y lo metemos y sacamos de la olla tres veces seguidas. A esta técnica se la conoce como “asustar el pulpo”.
El tiempo de cocción del pulpo dependerá del peso de éste. El pulpo que estamos cocinando pesa 2 kilos, por lo que lo tendremos cociendo alrededor de 50 minutos.
Cuando hayan pasado estos 50 minutos, apagaremos el fuego, taparemos la olla y dejaremos reposar durante un cuarto de hora. Esto lo hacemos para evitar que se desprenda la piel del pulpo.
En la misma agua en la cual hemos cocido el pulpo vamos a cocer ahora las patatas, las cuales habremos pelado y cortado en rodajas gruesas previamente.
Cuando vayamos a servir, cortaremos el pulpo con una tijera. Las rodajas de pulpo y de patata deberán tener un grosor similar.
Presentamos el pulpo y las patatas en platos individuales y aliñados aceite de oliva, pimentón dulce, pimentón picante y sal gruesa.

 Trucos y Consejos

Si andamos con prisas y no nos ha dado tiempo de congelar el pulpo, podemos también aplicarle unos golpes contra una superficie dura. Así obtendremos el mismo resultado.

 Información Nutricional

El pulpo es un marisco, pero se diferencia del resto en que posee un valor energético más bajo. Su contenido en colesterol y en proteínas también es más bajo en este marisco. Sin embargo, se aprecian en él una gran cantidad de minerales, como el calcio, y vitaminas A y B3.
Las patatas suplen el escaso valor energético del pulpo, ya que éstas van a enriquecer el plato con una buena cantidad de hidratos de carbono complejos (almidón).
Aquellas personas que tengan el estómago delicado deberán moderar el consumo de este plato, ya que el pulpo no es un alimento que se digiera fácilmente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina