El ciervo tiene un sabor similar a la del buey, aunque es mucho más ligera y las fibras son más cortas y tiernas
1 kilo y medio de carne de ciervo (pierna o paletilla), 1 cabeza de ajos, 100 ml. de brandy, 1 cebolla, 10 granos de pimienta negra, 1 puerro, 1 rama de tomillo, 1 botella de vino tinto, 1 zanahoria, aceite de oliva y sal. Para la guarnición: 1 manojo de ajetes, 1 manojo de cebolletas, 1 manojo de espárragos verdes, 1 zanahoria.
Calorías 120 kcal / 100gr
Proteína 22.9 gr / 100gr
Grasa 2.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Aprovechando que nos encontramos en plena temporada de caza, te mostramos hoy cómo elaborar un delicioso ragú de ciervo con verduras. Se trata de una receta muy fácil y que sólo requiere algo de tiempo de cocción, aunque siempre podremos recurrir a la olla rápida.

Ragú de ciervo con verduras

 Así lo cocinamos

Cortamos el ciervo en dados gruesos, lo salpimentamos y sofreímos en aceite a fuego fuerte, dejándolo dorado. Lo reservamos.
Lavamos las verduras, las cortamos y las añadimos a la cazuela. Rehogamos el conjunto. Una vez estén bien doradas las verduras, añadimos la carne de nuevo, rehogamos todo y mojamos con el brandy y el vino tinto.
Dejamos cocer hasta que la carne esté tierna. Si se quedase muy seco le añadimos un poco de agua.
Retiramos la carne y colamos la salsa. Lo dejamos reducir hasta que esté a punto. Cocemos las verduras de la guarnición en aguas diferentes con sal, dejándolas «al dente». Ahora las escurrimos y las salteamos con un poco de aceite y sal.
Introducimos la carne en la salsa y la dejamos cocer unos minutos.
Servimos en los platos la carne con su salsa y colocamos las verduras a un lado.

 Trucos y Consejos

No escatimes a la hora de elegir el vino tinto. Uso uno de buena calidad, pues de ello dependerá el resultado del guiso.

 Información Nutricional

El ciervo se engloba dentro de las carnes negras o de caza. Tiene un sabor similar a la del buey, aunque es mucho más ligera y las fibras son más cortas y tiernas.
Tiene menos calorías, colesterol y grasa que la mayoría de los cortes del buey,  el cerdo o el cordero, y es una excelente fuente de micronutrientes como la niacina, potasio, fósforo, hierro, selenio y zinc.
La carne de ciervo, al aportar poca grasa y una cantidad moderada de calorías, puede introducirse sin problemas en dietas de adelgazamiento, siempre y cuando no la cocinemos con demasiado aceite.
Por su parte, las verduras presentes en este plato van a enriquecer la receta con una buena cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina