Si las manitas están crudas, puedes cocerlas en agua con una cebolla y laurel y aprovechar este jugo para incluirlo en el ragú.
4 medallones de rape
4 manitas de cerdo cocidas
1 cebolla
1 berenjena
1 calabacín
200 gr. de champiñones
1 manojo de espárragos trigueros
1 vaso de vino blanco
1 vaso de caldo de carne
aceite de oliva
pimienta y sal.
Calorías 296 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 25 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Una deliciosa combinación de carne, pescado y verduras es lo que os proponemos con esta receta de manitas de cerdo, rape y verduras. Esperamos que os guste.

 Así lo cocinamos

Cortamos la cebolla, la berenjena, el calabacín y los champiñones en brunoise. Limpiamos también los espárragos, dejando solo la punta.

Ponemos un poco de aceite de oliva en una cazuela y, cuando esté caliente, pochamos la cebolla. Añadimos después el resto de las verduras y las cocinamos durante unos minutos.

Deshuesamos las manitas de cerdo, las troceamos y las añadimos a la cazuela. Regamos con el vino y cocinamos hasta que se evapore el alcohol. Echamos después el caldo y seguimos cocinando, hasta que reduzca. Salpimentamos al gusto.

Mientras tanto, salpimentamos el rape y lo hacemos en una sartén antiadherente con un hilo de aceite de oliva, hasta que los medallones se doren por ambas caras.

Ponemos el ragú de verduras y manitas en el centro del plato y encima colocamos el rape. Decoramos con las puntas de espárragos.

 Trucos y Consejos

Si las manitas están crudas, puedes cocerlas en agua con una cebolla y laurel y aprovechar este jugo para incluirlo en el ragú.

 Información Nutricional

Las manitas de cerdo son una excelente fuente de proteínas, entre las cuales encontramos el colágeno y la gelatina. Este producto contiene también grasa, colesterol, vitaminas del grupo B y minerales, así como purinas que en nuestro organismo se convierten en ácido úrico.

El rape es un pescado blanco, rico en proteínas de gran valor biológico y con un contenido calórico muy bajo.

A ello hay que sumar las vitaminas, minerales y fibra que aportan las verduras empleadas, que tienen un alto contenido en agua y bajo en grasas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina