Puedes añadir unos pimientos a esta receta para darle otro toque de sabor o bien añadir una pizca de azafrán.
4 rodajas de rape
2 endivias
200 gr. de guisantes de lata
½ cebolla
300 gr. de mejillones frescos
2 dientes de ajo
300 ml. de vino blanco
harina
100 ml. de caldo de carne
aceite de oliva
perejil
sal y pimienta al gusto.
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 16 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.7 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La receta que hoy proponemos mezcla el sabor de un pescado como el rape con el de los mejillones. El resultado: una explosión de sabor.

 Así lo cocinamos

Elaboramos primero los mejillones: los lavamos y los cocemos tapados a fuego fuerte para que abran. Dejamos enfriar. Una vez fríos les retiramos la carne de la concha.
Mientras, rehogamos la cebolla pelada y picada muy fina. Cuando comiencen a pochar, añadimos el rape y los guisantes. Salpimentamos al gusto y vertemos el vino blanco. Sumamos los mejillones y las hojas de endivias lavadas. Dejamos un minuto al fuego y retiramos. Introducimos ahora en el horno a 150 grados unos 10 minutos.
En un mortero, machacamos los ajos pelados con una pizca de perejil picado, el caldo de carne y una cucharada de harina. Removemos bien y agregamos a la cazuela recién sacada del horno. Comprobamos de sal y, si es necesario, volvemos a hornear otros 10 minutos.

 Trucos y Consejos

Puedes añadir unos pimientos a esta receta para darle otro toque de sabor o bien añadir una pizca de azafrán.

 Información Nutricional

El rape, protagonista de esta receta, es un pescado blanco que tiene un alto contenido graso y proteínas de gran valor biológico en su composición pero con un contenido calórico muy bajo, por lo que es un pescado idóneo para incluir en dietas de control de peso.
Los mejillones, por su parte, son muy ricos en proteínas de alto valor biológico, así como en hierro, por lo que su consumo está especialmente indicado en caso de padecer anemia. Además, contiene muy pocas calorías, lo cual hace que pueda incluirse perfectamente en dietas de control de peso. También aporta minerales como el yodo, calcio, fósforo y potasio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina