El rape es un pescado blanco, rico en proteínas de gran valor biológico y con un contenido calórico muy bajo, por lo que es un alimento ideal para incluir en dietas de control de peso
4 medallones de rape de 200 gr. cada uno, 16 puntas de espárragos verdes, aceite de oliva y sal. Para la crema de coliflor: ½ coliflor, aceite de oliva y sal. Para la mermelada de tomate: 1 kilo de tomates maduros, 700 gramos de azúcar y el zumo de un limón.
Calorías 65 kcal / 100gr
Proteína 14.8 gr / 100gr
Grasa 0.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El rape es un pescado blanco de carne blanca y jugosa. En esta ocasión lo acompañamos con una mermelada de tomate casera, que le va a conferir al plato un delicioso contraste agridulce. Buen provecho!

La crema de coliflor: Trocea la coliflor y cuécela en una olla con abundante agua hirviendo y sal. Una vez esté bien cocida, la escurriremos e introduciremos en el vaso de la batidora. Agrega un chorreón generoso de aceite de oliva y una pizca de sal. Tritura hasta conseguir una crema fina.

Los espárragos los escaldaremos previamente. Para ello, introdúcelos en agua hirviendo con sal durante un par de minutos (deben quedar al dente). Transcurrido este tiempo, los pasaremos a un recipiente con agua y hielo. Escurrimos, secamos con papel absorbente y los marcamos a fuego vivo en una sartén con unas gotas de aceite.

Sazona los medallones de rape y cocínalos en una plancha o sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva. Debes cocinarlos a fuego moderado, procurando que queden bien dorados por fuera y muy jugoso en su interior. Si los medallones son demasiado gruesos puedes terminar su cocción en el horno.

Coloca un par de cucharadas de mermelada de tomate. Sobre ésta disponemos cuatro puntas de espárrago y una ración de rape. Acompañamos con un poco de crema de coliflor y decoramos con unas hierbas aromáticas (orégano, tomillo, romero, etc.).

Rape con mermelada de tomate y crema de coliflor

 Así lo cocinamos

La mermelada de tomate: Primero escaldamos los tomates en agua hirviendo durante 30 segundos. A continuación, los escurrimos y los pelamos. Ahora los cortamos por la mitad y les retiramos las semillas.
Disponemos la pulpa de los tomates en una cazuela de barro y añadimos el azúcar y el zumo de limón. Introducimos en el frigorífico y dejamos reposar durante al menos 12 horas. Transcurrido este tiempo, colocaremos la cazuela al fuego y cocinaremos a fuego muy lento durante 50 minutos. Deberemos ir removiendo con una cuchara de madera con bastante frecuencia.

 Trucos y Consejos

Si la crema de coliflor no ha quedado lo suficientemente fina, pásala por un chino una vez la hayas triturado con la batidora.

 Información Nutricional

El rape es un pescado blanco, rico en proteínas de gran valor biológico y con un contenido calórico muy bajo, por lo que es un alimento ideal para incluir en dietas de control de peso. En esta ocasión lo hemos cocinado a la plancha, añadiendo sólo unas gotas de aceite de oliva, lo cual va a hacer que el contenido calórico del rape apenas se vea afectado.
La mermelada de tomate que acompaña al rape la hemos elaborado con una importante cantidad de azúcar, por lo que personas con diabetes o que estén siguiendo dietas de control de peso deberán omitir su consumo.
El rape también va guarnecido en esta receta con una crema de coliflor, una verdura de bajo valor calórico, rica en minerales, vitaminas y fibra.
En cuanto a los espárragos, son ricos en agua y, a pesar de que su contenido proteico es bajo, es la verdura que mayor contenido de este nutriente posee. Además, tienen un elevado contenido en fibra, por lo que se convierte en un alimento perfecto para combatir el estreñimiento.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina