Puedes hacer tú mismo los raviolis y rellenarlos, por ejemplo, de marisco. El contraste de sabores será exquisito.
200 gr. de raviolis rellenos
8 zanahorias
aceite de oliva
2 huevos
mantequilla
250 ml. De leche
pimienta
sal
queso en crema.
Calorías 40 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 7 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La mezcla entre la pasta y esta espuma de zanahorias dan como resultado un exquisito plato, original y fáciles de hacer.

 Así lo cocinamos

Lo primero que hacemos es cocer la pasta en agua salada con un chorrito de aceite de oliva. Mientras, pelamos y cocemos las zanahorias en un cazo con agua. Cuando estén cocidas, las pasamos por la batidora.
En una olla, ponemos al fuego un par de cucharadas de mantequilla. Agregamos la crema de zanahorias. Salpimentamos al gusto. Añadimos, poco a poco, la leche y las yemas de los huevos. Removemos bien y dejamos al fuego unos minutos. Justo cuando vayamos a servir, mezclamos esta crema con las claras batidas al punto de nieve.
Servimos la espuma de zanahorias y encima colocamos los raviolis. Coronamos el plato con el queso en crema y ¡listo!

 Trucos y Consejos

Puedes hacer tú mismo los raviolis y rellenarlos, por ejemplo, de marisco. El contraste de sabores será exquisito.

 Información Nutricional

La zanahoria, el ingrediente principal de esta receta, es una hortaliza que nos va a brindar con una importante cantidad de vitaminas, entre las cueles debemos resaltar el betacaroteno o provitamina A, pigmento que le confiere su color anaranjado tan característico.
Esta vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, los tejidos y para un correcto funcionamiento del sistema inmunológico.
El queso aportará, por su parte, calcio y grasas., y el beicon abundante grasa y calorías.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina