Añade al relleno de los raviolis un poco de bacon ahumado para darle más sabor.
Para la pasta: 500 gr. de harina, 4 yemas de huevo, 4 cucharadas de agua, 1 cucharadita de aceite de oliva y sal. Para el relleno y el acompañamiento: 300 gr. de langostinos cocidos, 1 lima, 1 manojo de pencas de acelga, 1 cucharada de mantequilla, 2 cucharadas de harina, 400 ml. de caldo de pescado, perejil y huevas de trucha.
Calorías 104 kcal / 100gr
Proteína 24.3 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0.5

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta receta requiere bastante dedicación, pero merece la pena si queremos preparar un plato especial.

 Así lo cocinamos

Para hacer la pasta para los raviolis, ponemos en un bol la harina mezclada con una pizca de sal. Añadimos las yemas de huevo, el aceite y el agua. Lo mezclamos todo y amasamos hasta obtener una masa elástica que no se pegue a las paredes. Cubrimos el bol con film transparente y dejamos reposar durante 30 minutos.

Mientras tanto, vamos pelando los langostinos.

Transcurrido ese tiempo, extendemos la masa con la ayuda de un rodillo o una máquina para hacer pasta, hasta obtener una capa fina. La cortamos círculos con la ayuda de un cortapastas.

Colocamos dos langostinos sobre un círculo de pasta, rayamos un poco de piel de lima por encima y cerramos con otro círculo de pasta, presionando los bordes para que queden bien cerrados. Repetimos la operación hasta completar todos los raviolis que queramos.

Por otra parte, derretimos en un cazo la mantequilla. Vamos añadiendo la harina poco a poco, mezclando para que no se formen grumos ni se queme. Incorporamos el caldo de pescado y llevamos a ebullición.

Limpiamos las pencas de acelga, las troceamos y las cocemos en el caldo que tenemos al fuego, hasta que estén tiernas.

Mientras tanto, cocemos los raviolis en agua hirviendo con sal, hasta que suban a la superficie. Los escurrimos y los vamos colocando en platos para servir. Encima pondremos unas pencas de acelga cocidas y, sobre éstas, unas huevas de trucha. Terminamos espolvoreando con perejil picado.

 Trucos y Consejos

Añade al relleno de los raviolis un poco de bacon ahumado para darle más sabor.

 Información Nutricional

La pasta es rica en hidratos de carbono, mientras que el relleno, a base de langostinos, contiene abundantes proteínas. Las pencas de acelga suman a este plato vitaminas, minerales y fibra.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina