La raya es un pescado blanco, y como tal, se caracteriza por su escaso contenido graso, así como por su aporte moderado de proteínas
1 kg. de raya
aceite de oliva
1 cucharada de vinagre de vino blanco
1 vaso de vino blanco
1 cucharada de alcaparras
1 cucharada de pepinillos
sal
pimienta
unas ramitas de perejil y 100 ml. de nata líquida.
Calorías 97 kcal / 100gr
Proteína 20.5 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.8 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La raya es un pescado blanco que posee una carne blanca y sabrosa, aunque no ha alcanzado gran popularidad en la gastronomía nacional. Hoy la cocinamos en una sabrosa y aromática salsa de alcaparras y pepinillos. Buen provecho!

Raya en salsa de alcaparras y pepinillos

 Así lo cocinamos

Trocea la raya en porciones del tamaño deseado, sazónalas y dóralas por ambas caras en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez doradas, las retiramos de la cazuela y reservamos.
En el mismo aceite, añade el vinagre, las alcaparras, y el pepinillo finamente picado. Rehoga el conjunto durante un par de minutos y agrega el vino blanco. Una vez se haya reducido este último, incorpora la nata y cocina a fuego suave hasta que se ligue la salsa.
Introduce las porciones de raya en la salsa, pon a punto de sal y pimienta y cocina lentamente hasta que el pescado esté cocinado.
Sirve al momento y decora con unas ramitas de perejil fresco.

 Trucos y Consejos

Si estas siguiendo alguna dieta de control de peso o colesterol, puedes cocinar la raya a la plancha y omitir la nata, o sustituirla por leche desnatada.

 Información Nutricional

La raya es un pescado blanco, y como tal, se caracteriza por su escaso contenido graso, así como por su aporte moderado de proteínas.
La presencia de pepinillos y alcaparras en esta receta le confieren al pescado un agradable sabor aromático, que nos permite evitar la adición de sal. Este es un dato interesante que deberán tener en cuenta aquellas personas que padezcan de hipertensión.
La nata y el aceite que encontramos en esta receta aportarán grasa al plato, e incrementarán su contenido calórico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina