Esta receta es muy completa, ya que se combinan las proteínas de la carne con las vitaminas y los minerales de las verduras presentes en la salsa
1 redondillo de ternera
100 gr. de cebolla
100 gr. de zanahorias
100 gr. de pimientos verdes
2 dientes de ajo
1 hoja de laurel
unas ramas de perejil
1 vaso de vino blanco
agua
4 cucharadas de aceite de oliva
sal y pimienta negra.
Calorías 132 kcal / 100gr
Proteína 21.8 gr / 100gr
Grasa 4.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

 Así lo cocinamos

Primeramente salpimentaremos nuestro redondillo y lo doraremos en una cazuela con un poco de aceite de oliva.
Una vez la superficie de la carne esté bien dorada, agregaremos todas las verduras troceadas. Rehogamos el conjunto.

Ahora vertemos el vaso de vino blanco y cocinamos, con la tapadera colocada, a fuego suave. Iremos añadiendo agua a medida que se vaya evaporando el jugo. Tendremos que cocinar el redondillo durante una hora y media, aproximadamente.
Una vez cocinado el redondillo, lo sacaremos de la cazuela y lo reservaremos hasta el momento de ser servido.
La salsa con la cual acompañaremos nuestra carne la conseguiremos pasando las verduras y el caldo de la cocción por un pasapurés. Hecho esto, pasaremos por un colador para que la salsa quede bien fina.
A la hora de servir, cortaremos el redondillo en rodajas más o menos gruesas y acompañaremos con la salsa de verduras.

 Trucos y Consejos

Para saber si está cocinada la carne, cuando lleve poco más de 90 minutos cociendo, la pinchamos para ver si se ha ablandado lo suficiente. Si al pincharla con una aguja, por ejemplo, ésta sale caliente, entonces la carne estará hecha.

 Información Nutricional

El redondillo contiene bastante colágeno, la proteína de menor calidad presente en las carnes y que se concentra en lo que se conoce comúnmente como “el nervio”. Estas carnes de guiso requieren largos tiempo de cocción para que ese nervio del que hemos hablado se ablande.
Esta receta es muy completa, ya que se combinan las proteínas de la carne con las vitaminas y los minerales de las verduras presentes en la salsa.
Este plato es adecuado para cualquier grupo de edad, excepto para aquellas personas que padezcan determinadas alteraciones digestivas, en las que la carne guisada dos veces no sienta bien.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina