Añade las verduras que prefieras para acompañar este redondo
1 redondo de ternera
4 alcachofas
400 gr. judías verdes
taquitos de jamón
2 vasos de vino blanco
250 gr. jamón en taquitos
4 ajos
aceite
pimentón
sal y pimienta.
Calorías 103 kcal / 100gr
Proteína 20 gr / 100gr
Grasa 2.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Os presentamos una elaboración fácil pero de gran resultado. Eso sí, el redondo necesita su tiempo para hacerse.

Redondo de ternera con verduras y taquitos de jamón

 Así lo cocinamos

Cuando compres el redondo en la carnicería, pide que te lo aten para que no se deshaga al cocinarlo. Ahora salpimentamos bien el redondo y lo colocamos en una bandeja de horno con un poco de aceite. A su alrededor ponemos las alcachofas limpias y troceadas y las judías, también en trozos, junto con los taquitos de jamón y los ajos. Regamos todo con un vaso de vino blanco e introducimos en el horno a unos 180º C durante unas dos horas aproximadamente.

 Trucos y Consejos

Es conveniente mantener hidratada la carne con un poco más de vino o con el jugo que va soltando la carne. Para servir, corta la carne en lonchas y acompáñalas con las verduras.

Si prefieres otro tipo de verduras, añádelas sin problemas.

 Información Nutricional

La ternera es una carne magra, por lo que se suele incluir en la mayoría de dietas de adelgazamiento. En especial, el solomillo es una parte del animal muy limpia de grasas.

De la composición nutricional de esta carne destaca su aporte de proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro y el zinc.

La alcachofa, por su parte, es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol.

Las judías verdes se caracterizan por poseer un contenido graso muy escaso y una gran concentración de agua. Ambas características hacen que nos encontremos ante un vegetal con un contenido calórico muy reducido. También son ricas en fibra e hidratos de carbono.

El jamón, por su parte, va a enriquecer el plato con proteínas animales, de muy buena calidad biológica.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina