Este revuelto es un plato muy energético, debido ello a la alta cantidad de proteínas y grasas aportadas por la chistorra.
3 patatas medianas
1 cebolla
8 huevos
sal
150 gr. de chistorra
una ramita de perejil y aceite de oliva.
Calorías 356 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 29.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.9 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

En este revuelto, la chistorra combina de manera exquisita con las patatas y el huevo.
Quizás no sea la receta más ligera, pero está riquísima y, como se suele decir… una vez al año no hace daño!

 Así lo cocinamos

Pelamos y cortamos las patatas como para tortilla. La cebolla la cortaremos en juliana. Ahora pocha (que no freír) las patatas y la cebolla en una sartén con abundante aceite de oliva. Tienen que quedar bien tiernas.
En otra sartén, dora la chistorra cortada en rodajitas. Cuando hayan cogido color, incorpora las patatas y la cebolla bien escurridas de aceite y remueve el conjunto.
Ahora añade los huevos (sin batir) y remueve con mucha delicadeza hasta obtener un revuelto bien jugoso.
Sácalo rápidamente de la sartén para evitar que el huevo se siga cociendo.
Por último, espolvorea con perejil fresco recién picado.

Para evitar que nos quede un revuelto aceitoso y pesado, deposita las patatas y la cebolla sobre papel absorbente una vez las hayas frito.

 Trucos y Consejos

Este revuelto lo puedes presentar como aperitivo sobre rebanaditas de pan tostado y untadas con ajo.

 Información Nutricional

Este revuelto es un plato muy energético, debido ello a la alta cantidad de proteínas y grasas aportadas por la chistorra.
El huevo proporciona también proteínas de gran calidad.
Si se añade poca cantidad de chistorra al revuelto, esta receta puede ser consumida por cualquier comensal. Aún así, no es recomendable para dietas estrictas en caso de hipertensión, obesidad, dislipemias o trastornos cardíacos o de estómago.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina