Si el chorizo se añade en poca cantidad, lo justo para dar gusto, este plato podrá ser degustado por cualquier comensal
6 huevos
½ kg. de patatas
100 gr. de chorizo ibérico
1 lámina de hojaldre congelado
perejil fresco picado y sal.
Calorías 162 kcal / 100gr
Proteína 12.6 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Huevos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

A continuación os proponemos un revuelto de patatas con chorizo. Lo presentamos en unas cestitas de hojaldre, logrando así un aperitivo de lo más original.

 Así lo cocinamos

Empezamos nuestra receta preparando las “cestitas” de hojaldre en las cuales vamos a presentar el revuelto. Para ello, descongela la lámina de hojaldre a temperatura ambiente. Una vez descongelada, extiéndela y córtala en discos con la ayuda de un cortapastas. Enharina unas flaneras individuales e introduce los discos en el interior de las mismas, dándoles forma de “cesta”. Introdúcelas en el horno precalentado a 180ºC hasta que el hojaldre quede bien dorado. Una vez fuera del horno, déjalas enfriar antes de desmoldar.

Pela las patatas y córtalas en rodajas finas, como si para una tortilla de patata se tratase. Ahora fríelas en abundante aceite de oliva, hasta que comiencen a dorar.
Corta el chorizo en rodajas finas, las cuales rehogaremos con las patatas fritas y escurridas en una sartén. Por último, agrega los huevos batidos al rehogado de patata y chorizo. Mezcla con delicadeza hasta conseguir un revuelto bien jugoso. Justo antes de apagar el fuego, espolvorea con el perejil picado.

Desmolda las cestas de hojaldre y rellénalas con el revuelto de patatas y chorizo.

 Trucos y Consejos

Si no dispones de un “cortapastas”, usa el borde de un vaso de boca ancha.

 Información Nutricional

El revuelto que acabamos de elaborar nos aporta una buena dosis de proteínas de calidad, ya que el huevo es uno de los ingredientes estrella. A esto se suma el valor energético proporcionado por los carbohidratos de las patatas, y por el aceite que éstas absorben durante la fritura. Al añadirle chorizo, aumenta el valor energético dado el carácter calórico de este embutido, por otra parte también rico en proteínas de calidad. Si el chorizo se añade en poca cantidad, lo justo para dar gusto, este plato podrá ser degustado por cualquier comensal.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina