El arroz, además de no poseer apenas grasa, supone una excelente fuente de hidratos de carbono complejos, los cuales nos van a aportar mucha energía
300 gr. de arroz redondo
el zumo de dos limones
la ralladura de un limón
2 cebollas pequeñas
1 rama de apio
1 litro de caldo vegetal
60 gr. de mantequilla
100 gr. de queso parmesano
unas hebras de azafrán
perejil fresco picado
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 366 kcal / 100gr
Proteína 6.6 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 81.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El risotto es una de las formas más populares de cocinar el arroz en Italia, sobre todo en las regiones de Piamonte y Lombardía. Hoy lo cocinamos al limón, consiguiendo así un arroz con un sabor y aroma muy agradables.

Risotto al limón

 Así lo cocinamos

Pica la cebolla y el puerro para sofreírlo todo en una cazuela baja con aceite de oliva.
Cuando el sofrito esté bien pochado, añade el arroz con las hebras de azafrán, salpimenta y rehoga el conjunto durante unos instantes.
El caldo, que deberá estar caliente, se lo iremos añadiendo al arroz en tres tandas, siempre después de que el arroz haya absorbido el caldo. Es importante que no dejemos de remover en ningún momento para que el arroz suelte su almidón y nos quede bien cremoso.
En el último momento salpimentaremos e incorporaremos la mantequilla, el zumo de limón y su ralladura.
Removemos para terminar de ligar el arroz y servimos al momento con unas lascas de parmesano y un poco de perejil picado

 Trucos y Consejos

Prueba a sustituir el limón por la naranja. Verás como el resultado es también delicioso!

 Información Nutricional

La base de todo risotto es el arroz. Este cereal, además de no poseer apenas grasa, supone una excelente fuente de hidratos de carbono complejos, los cuales nos van a aportar mucha energía.
En esta ocasión, hemos aromatizado nuestro risotto con limón, una fruta que destaca por su elevado contenido en vitamina C, ácido cítrico y sustancias astringentes.
Hay que tener en cuenta que esta receta contiene también mantequilla y queso, que van a incrementar el valor graso del plato. El queso también va a enriquecer el plato con proteínas y algunos minerales, como el calcio y el fósforo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina