Las almejas van a enriquecer el plato con proteínas y minerales como el hierro y el fósforo
1 kg. y ½ de almejas
50 gr. de mantequilla
300 gr. de arroz redondo
2 alcachofas
2 dientes de ajo
3 cucharadas de ricota
aceite de oliva
50 ml. de vino blanco seco
sal
pimienta y perejil fresco.
Calorías 366 kcal / 100gr
Proteína 6.6 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 81.6 gr / 100gr
Índice glucémico 70

Este plato, está cocinado con una base de Arroces y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El risotto es una de las formas más populares de cocinar el arroz en Italia, sobre todo en las regiones de Piamonte y Lombardía. Hoy presentamos este cremoso arroz con almejas, consiguiendo así un plato con todo el sabor del mar. Que salga rico!

Risotto de almejas

 Así lo cocinamos

En una cazuela, calienta la mantequilla con uno de los dientes de ajo picados, el vino blanco y las almejas. Pon la tapadera y cuece hasta que se hayan abierto todas las almejas. Una vez abiertas, retírales las conchas y resérvalas. Cuela el líquido obtenido y reserva también.
En otra cazuela, sofríe el otro diente de ajo con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, añade el arroz y saltea durante un par de minutos.
Ahora añade al arroz el caldo de las almejas que teníamos reservado y cocina hasta que quede absorbido totalmente. Entonces, añade un poco más de agua y continúa cociendo, sin parar de remover, hasta que el arroz absorba el líquido.
Repite la operación hasta obtener un arroz “al dente” y muy cremoso.
Una vez el arroz haya alcanzado el punto mencionado, incorpórale las almejas, la ricota y un buen puñado de perejil picado. Remueve y sirve al momento.
Para decorar el arroz, limpia unas alcachofas, córtalas en finas láminas y fríelas.

 Trucos y Consejos

El secreto para obtener un buen risotto consiste en emplear un arroz que contenga abundante almidón, como la variedad “bomba”. También es fundamental ir añadiendo el caldo de poco en poco y sin parar de remover para que el almidón vaya ligando y obtengamos así un arroz cremoso.

 Información Nutricional

La base de todo risotto es el arroz. Este cereal, además de no poseer apenas grasa, supone una excelente fuente de hidratos de carbono complejos, los cuales nos van a aportar mucha energía.
Las almejas van a enriquecer el plato con proteínas y minerales como el hierro y el fósforo. Su consumo no se aconseja en caso de padecer gota, pues poseen un alto contenido en purinas, que en el organismo se convierten en ácido úrico.
Hay que tener en cuenta que esta receta contiene también mantequilla y queso, que van a incrementar el valor graso del plato. El queso también va a enriquecer el plato con proteínas y algunos minerales, como el calcio y el fósforo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina