El rodaballo es rico en minerales como el potasio, el fósforo, el magnesio, el sodio y el hierro
1 rodaballo de 1 kg. en filetes
150 ml. de caldo de pescado
2 cebolletas
1 manojo de espárragos verdes
1 manojo de ajetes frescos
2 tomates rojos
½ pimiento rojo
una ramita de tomillo
150 gr. de aceitunas verdes
aceite de oliva y sal.
Calorías 82 kcal / 100gr
Proteína 16.5 gr / 100gr
Grasa 1.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El rodaballo es uno de los pescados mejor valorados en nuestra gastronomía, y ello se debe en parte a su carne blanca y suave. Este pez plano es tan apreciado que ha llegado incluso a recibir el sobrenombre de faisán de los mares. En la receta que os proponemos a continuación lo cocinamos de una manera sencilla, a la plancha, y lo acompañamos con aceitunas y verduritas de temporada salteadas, encontrándonos por tanto ante un plato muy saludable y nutritivo, sin apenas calorías.

Rodaballo con aceitunas y verduras de temporada

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será blanquear los espárragos y los ajetes. Para ello, introdúcelos en una cazuela con agua hirviendo y sal durante unos segundos. Luego, escúrrelos y pásalos a un recipiente con agua y hielo. Una vez se hayan enfriado, vuelve a escurrir y reserva.
Corta la cebolleta y el pimiento en tiras. A continuación, saltéalos a fuego vivo en una sartén con unas gotas de aceite de oliva.
Una vez la cebolleta y el pimiento comiencen a dorar, incorpora a la sartén los espárragos, los ajetes, el tomillo, las aceitunas y los tomates cortados en tiras y sin semillas. Pon a punto de sal y continúa salteando durante unos segundos. Reservamos.
Sazona los filetes de rodaballo y cocínalos en una sartén a fuego fuerte por ambas caras, hasta que quede dorado por fuera y jugoso por dentro. Entonces, retira del fuego y vierte en la sartén el caldo de pescado. Dejamos reducir.
Emplata las verduritas y coloca sobre éstas los filetes de rodaballo.
Por último, rocía el conjunto con el caldo reducido.

 Trucos y Consejos

El caldo de pescado, necesario para la elaboración de esta receta, podemos obtenerlo a partir de las espinas del rodaballo. Para ello, introduce éstas en una olla con agua fría, unas verduras (puerro, cebolleta, cebolla, apio, etc.) y un chorrito de vino blanco. Cuando el caldo lleve 30 minutos hirviendo, retira del fuego, cuela y reserva.

 Información Nutricional

El rodaballo es un pescado semigraso que, por su textura, sabor y su fácil digestión, encaja en la dieta de las personas que tienen el estómago delicado, así como de aquellas que tienen exceso de peso, siempre que se cuide de no abusar de los condimentos grasos. Contiene vitamina B9, presente en mayor cantidad que en la mayoría de pescados. Esta vitamina es sensible al calor, por lo que durante el cocinado se reduce su presencia de forma notable.
Respecto a los minerales, destacan el potasio, el fósforo, el magnesio, el sodio y el hierro.
En cuanto a las verduritas que sirven de guarnición a este jugoso rodaballo, enriquecen el plato con una buena cantidad de vitaminas, fibra, minerales y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina