Entre las muchas propiedades que posee la manzana, destacan tanto su capacidad laxante como astringente
Para el rebozado: 150 gr. de harina de repostería, 1 taza de leche, 2 huevos y una pizca de sal. Resto de ingredientes: 2 manzanas dulces, ½ vaso de aguardiente, 50 gr. de azúcar, aceite de girasol y una cucharadita de canela en polvo.
Calorías 55 kcal / 100gr
Proteína 0.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.5 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las cortamos en rodajas de un centímetro.

Rodajas de manzana rebozada

 Así lo cocinamos

Disolvemos el azúcar y la canela en el agua ardiente y vertemos esta mezcla sobre las rodajas de manzana. Dejamos reposar en la nevera durante media hora para que la manzana se impregne de todos los sabores y aromas.
Batimos las yemas de los huevos y las mezclamos con la leche y una pizca de sal. A continuación, incorporamos la harina y batimos de nuevo.
Montamos las claras a punto de nieve y las agregamos, con mucha delicadeza, a la mezcla anterior. Mezclamos con cuidado.
Pasamos las rodajas por la masa que hemos obtenido y las freímos en una sartén con abundante aceite de girasol caliente.
Una vez las rodajas hayan adquirido un bonito color dorado, las retiraremos del aceite y las depositaremos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite procedente de la fritura.
Para decorar, espolvoreamos con azúcar glass y canela.

 Trucos y Consejos

Este rebozado podemos usarlo igualmente para otras frutas, tales como pera o piña (esta última queda fantástica cocinada de esta manera).

 Información Nutricional

La manzana, protagonista de la receta que acabamos de elaborar, es una fruta muy rica en vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante. Estas últimas son muy beneficiosas para la salud, ya que nos protegen de los radicales libres y potencian nuestro sistema inmunológico.
Entre las muchas propiedades que posee la manzana, destacan tanto su capacidad laxante como astringente, es decir, que podemos consumirla tanto en caso de estreñimiento como de diarrea.
Debemos tener en cuenta que la técnica culinaria empleada para elaborar estas manzanas es la fritura. Ello va a hacer que el valor calórico de la receta se incremente notablemente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina