El jamón y el queso, además de aportar proteínas, van a hacer que el contenido graso de los crepes aumente de forma importante
½ litro de leche
200 gr. de harina
4 huevos
40 gr. de mantequilla
pimienta negra recién molida y sal
100 gr. de jamón serrano
100 gr. de queso tierno en lonchas
50 gr. de piñones.

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Estos rollitos que vamos a preparar a continuación son perfectos para servir como aperitivo o entrante. Es una original receta que conquistará el paladar de pequeños y mayores.

 Así lo cocinamos

Para la masa de los crepes: Derrite la mantequilla y mézclala con la leche. Incorpora el resto de ingredientes de la masa y bate bien para que no se forme ningún grumo. Deja reposar la masa resultante durante 15 minutos.
Coloca una sartén antiadherente al fuego y engrásala con un poquito de mantequilla. Vierte ahora un poco de masa y mueve la sartén para que la mezcla se extienda uniformemente por toda su superficie.
Cuando haya cuajado la masa, dale la vuelta con mucho cuidado y deja que se haga por el otro lado.
Repetimos la misma operación hasta agotar la masa.
Una vez tengamos nuestras crepes listas, coloca sobre ellas una capa de lonchas de jamón, otra de queso, y finalmente, esparce unos piñones.
Ahora enrolla los crepes sobre sí mismos hasta conseguir unos rulos alargados.
Por último corta cada crepe en o cinco porciones, obteniendo así unos minirollitos.

 Trucos y Consejos

Procura que al enrollar los crepes no quede aire en su interior. Deben quedar bien compactos para que al cortarlos no se deshagan.

 Información Nutricional

Los crepes son originarios de la gastronomía francesa y pueden ser dulces o salados. Son alimentos bastante energéticos debido a los ingredientes necesarios para su elaboración. Además, dependiendo de los alimentos con los que se elabore su relleno, este contenido calórico puede verse aumentado de forma significativa. En esta receta se elaboran salados y rellenos con queso y jamón serrano. Estos dos ingredientes, además de aportar proteínas, van a hacer que el contenido graso de los crepes aumente de forma importante. Por tanto, es conveniente no abusar del consumo de este tipo de platos, sobretodo si se tienen problemas de exceso de peso, hipertensión, o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre. Acompañados de una ensalada o verdura de primero y una fruta o lácteo como postre se obtiene un menú bastante equilibrado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina