Los berberechos enriquecen el plato con proteínas, y son fuente de minerales como hierro y fósforo. Eso sí, están desaconsejados en caso de hiperuricemia o gota, por su contenido en purinas
4 salmonetes de ración
200 gr. de tallarines
250 gr. de berberechos
2 dientes de ajo
una cucharada de harina
perejil fresco
100 ml. de vino blanco
unas hebras de azafrán
aceite de oliva y sal.
Calorías 109 kcal / 100gr
Proteína 0.9 gr / 100gr
Grasa 3.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Ahora os proponemos unos tallarines con berberechos en salsa de azafrán, un plato muy completo desde el punto de vista nutricional y que conquistará hasta los paladares más exigentes.

Salmonetes con tallarines y berberechos al azafrán

 Así lo cocinamos

Pon a cocer los tallarines en una olla con abundante agua hirviendo y sal.
Pica los dientes de ajo y sofríelos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando éstos comiencen a dorar, añade la cucharada de harina y remueve hasta quede bien disuelta en el aceite. Entonces, agrega el vino blanco, medio vaso de agua y unas hebras de azafrán. Una vez comience a hervir, añade los berberechos y pon la tapadera.
Cuando los berberechos de hayan abierto, añadiremos a la cazuela los tallarines “al dente” y mezclaremos bien. Deja cocinar el conjunto durante unos segundos y aparta del fuego.
Limpia bien los salmonetes de escamas y vísceras. Una vez limpios, sácale los lomos y cocínalos por la parte de la piel en una plancha o sartén antiadherente muy caliente con unas gotas de aceite de oliva.
Emplata los tallarines con los berberechos y su salsa. Sobre los tallarines dispondremos un par de lomos de salmonetes y espolvorearemos con perejil picado.

 Trucos y Consejos

Si te han sobrado berberechos, lo ideal es que los guardes bien prensados en el interior de un paño de cocina húmedo. De esta manera evitaremos que éstos se abran, y prolongaremos su frescura.

 Información Nutricional

El salmonete es un pescado semigraso, aunque las grasas que éste contiene son insaturadas del tipo omega-3, que nos ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Además, éstos ácidos grasos hacen más fluida la sangre, evitando así la formación de coágulos o trombos. Su contenido proteico no es muy elevado, pero las proteínas que posee son consideradas de alto valor biológico porque contienen todos los aminoácidos esenciales. Este pescado también presenta en su composición diferentes minerales y vitaminas, como la B1, B2 y B3, que permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos. En cuanto a los minerales, el salmonete contiene fósforo, potasio, magnesio y yodo, indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides, que regula numerosas funciones metabólicas, así como el crecimiento del feto y el desarrollo de su cerebro.
Los berberechos enriquecen el plato con proteínas, y son fuente de minerales como hierro y fósforo. Eso sí, están desaconsejados en caso de hiperuricemia o gota, por su contenido en purinas.
Los tallarines, por su parte, van a aportarnos una importante cantidad de hidratos de carbono complejos, que le van a conferir a la receta su carácter energético.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina