La cigala aporta una importante cantidad de proteínas de calidad mientras que su contenido en grasa es muy bajo
4 cigalas
12 espárragos verdes
200 gr. de champiñones
2 dientes de ajo
1 guindilla pequeña seca
perejil fresco
aceite de oliva y sal.
Calorías 85 kcal / 100gr
Proteína 17.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este salteado es realmente sencillo y rápido de elaborar. Para asegurarnos el éxito de este plato bastará con emplear unas cigalas de calidad.

 Así lo cocinamos

Pela los espárragos, retírale la parte del tallo más fibrosa e introdúcelos en agua hirviendo con sal durante un par de minutos. Transcurrido este tiempo, pásalos a un recipiente con agua y hielo. Una vez fríos los escurrimos y reservamos.
Los champiñones los lavaremos bien, los secaremos y los cortaremos en cuartos.
Pica los dientes de ajo y sofríelos junto con la guindilla en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a tomar color, añade las cigalas y cocínalas a fuego moderado hasta que queden doradas por fuera y ligeramente cocidas en su interior. Entonces añade los espárragos y los champiñones. Saltea el conjunto durante 2 minutos más y sirve al momento espolvoreado con perejil picado.

 Trucos y Consejos

Puedes añadir un chorreoncito de vino blanco o manzanilla al salteado, que irá estupendamente con las cigalas.

 Información Nutricional

Uno de los ingredientes protagonistas de esta receta es la cigala, un crustáceo que posee un alto valor nutritivo, pues aporta una importante cantidad de proteínas de calidad y su contenido en grasa es muy bajo. Eso sí, también destaca por su elevado aporte de colesterol y purinas, por lo que no deberán abusar de su consumo aquellas personas que padezcan de hiperurcemia (gota).
En esta receta también encontramos setas, que se caracterizan por su elevado contenido en agua, lo cual hace que su valor calórico sea bastante reducido. Además, son buena fuente de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina