Para cocinar estas verduras hemos empleado únicamente dos cucharadas de aceite de oliva, por lo que el valor calórico de la receta va a permanecer prácticamente intacto
Un manojo de espárragos trigueros
100 gr. de habas frescas
100 gr. de champiñones
8 patatas baby
4 huevos
2 dientes de ajo
aceite de oliva y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El salteado que vamos a preparar a continuación es un plato muy saludable, ya que la variedad de verduras y hortalizas presentes en ellas van a aportarnos una importante cantidad de vitaminas, minerales y sustancias con acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.

 Así lo cocinamos

Lo primero que vamos a hacer es desgranar las habas y escaldarlas junto con los espárragos trigueros en un cazo con agua hirviendo y sal.
Las patatitas las coceremos (con piel) en otro cazo con agua.
Sofríe los dientes de ajo picados en una sartén con aceite caliente. Cuando el ajo comience a dorar, añade a la sartén los champiñones lavados y troceados en cuartos.
Una vez los champiñones hayan tomado algo de color, incorpora los espárragos troceados y las habas.
Agrega ahora las patatitas cocidas y cortadas por la mitad.
Saltea el conjunto para que las verduras doren un poco y pon a punto de sal.
Por último, casca un huevo en el centro de la sartén, pon la tapadera y espera hasta que la clara del huevo de haya cocido. Procura que la yema quede líquida.
Servir bien caliente.

 Trucos y Consejos

Una vez los espárragos y las habas estén en su punto de cocción, es decir, “al dente”, introdúcelas en un recipiente con agua y hielo. Haciendo esto vamos a frenar la cocción de las verduras y resaltaremos su color verde.

 Información Nutricional

Este salteado es una preparación muy saludable, pues la variedad de verduras y hortalizas presentes en ella hace que sea un plato rico en vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.
Para cocinar estas verduras hemos empleado únicamente dos cucharadas de aceite de oliva, por lo que el valor calórico de la receta va a permanecer prácticamente intacto.
Además, las patatitas van a aportar una buena cantidad de hidratos de carbono complejos y proteínas, aunque estas últimas no van a ser tan completas como las que podemos encontrar en la carne, el pescado o los huevos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina