Este plato es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico, procedentes del jamón york, del huevo y del queso
16 lonchas de jamón york
8 lonchas de queso cremoso
harina
2 huevos
pan rallado
½ litro de aceite oliva suave para freír y sal.
Calorías 120 kcal / 100gr
Proteína 18.4 gr / 100gr
Grasa 5.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Colocamos 1 loncha de jamón. Sobre ella, una de queso y cubrimos con otra de jamón york.
Batimos los dos huevos y pasamos los san jacobos por harina, huevo y pan rallado.

 Así lo cocinamos

Freímos en una sartén con abundante aceite muy caliente, vuelta y vuelta hasta que se dore la superficie. Una vez dorados sacamos los filetes a un plato con papel de cocina para que absorba la grasa sobrante de la fritura. Posteriormente y sin dejar que se enfríen presentamos en otro plato o bandeja acompañado de una ensalada.

Es muy importante que el aceite en el cual vayamos a freír los san jacobos esté bien caliente. De lo contrario, se corre el riesgo de que éstos se abran durante la cocción. Además, si el aceite no se encuentra a la temperatura adecuada, el rebozado quedará demasiado aceitoso y resultará indigesto.

 Trucos y Consejos

Para aumentar la cantidad de vitaminas, minerales y fibra, y conseguir un plato completo, es recomendable acompañar el plato de una verdura o ensalada como guarnición.

 Información Nutricional

Los fritos son alimentos muy bien aceptados entre la población infantil y gracias a su fácil masticación también se incluyen con bastante frecuencia en los menús de las personas mayores. Este plato es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico (procedentes del jamón york, del huevo y del queso). Además por la tecnología culinaria, la fritura, también nos aporta una cantidad nada despreciable de grasa, que lograremos reducir si los cocinamos con aceite caliente y posteriormente los colocamos sobre un papel absorbente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina