Mientras se cuece la fruta puedes añadirle una pizca de canela en polvo para darle un sabor más exótico.
12 hojas de pasta filo o pasta brick
200 gr. de manzanas
200 gr. de peras
mantequilla
100 gr. de azúcar.
Calorías 54 kcal / 100gr
Proteína 0.4 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.7 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Hoy nos atrevemos con una receta diferente para poder tomar fruta.

 Así lo cocinamos

Comenzamos pelando la fruta y pariéndola en trozos. La ponemos en una sartén con un poco de mantequilla fundida y el azúcar. Dejamos unos 15 minutos. Movemos de vez en cuando.
Cortamos la pasta filo o brick de manera que luego podamos hacer saquitos. Derretimos otro poco de mantequilla y untamos con ella la pasta. Unimos tres láminas de pasta para cada saco.
Con ayuda de una cuchara añadimos un poco de la fruta bien escurrida en la pasta brick y formamos saquitos. Colocamos en una bandeja para horno los saquitos y los horneamos a 220 grados hasta que se doren.

 Trucos y Consejos

Mientras se cuece la fruta puedes añadirle una pizca de canela en polvo para darle un sabor más exótico.

 Información Nutricional

Las peras son ricas en fibra, vitaminas (destacan el ácido fólico y B2) y minerales como el potasio. Esta fruta es diurética, por lo que su consumo es muy recomendable en casos de hipertensión arterial o retención de líquidos. También contiene una importante cantidad de taninos, que aporta un ligero efecto astringente, muy beneficioso en caso de diarrea.
Por su parte, la manzana se compone fundamentalmente de hidratos de carbono en forma de azúcares, y aporta vitaminas y minerales en pequeña cantidad. Entre sus cualidades hay que destacar su capacidad tanto laxante como astringente. Consumida cruda y con piel ayuda a mejorar el tránsito intestinal, gracias a la fibra insoluble que se encuentra en la piel. Por otro lado, si la consumimos pelada y rallada tiene el efecto contrario en el organismo.
No debemos olvidar que para la elaboración de este postre se ha empleado una importante cantidad de azúcar, por lo que el contenido calórico del plato va a verse incrementado notablemente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina