Sirve las sardinas sola o con la guarnición en la que han escabechado. Están mejor de un día para otro.
Sardinas
1 huevo
½ cebolla
harina
3 dientes de ajo
250 ml. de vino blanco seco
pimentón
pimienta blanca
tomillo
laurel
perejil
azúcar
aceite de oliva
vinagre y sal
al gusto.
Calorías 157 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Un plato diferente para estas fechas es lo que hoy te proponemos con esta receta: unas sardinas escabechadas.

 

 Así lo cocinamos

Comenzamos limpiando las sardinas y abriéndolas. Las rebozamos levemente en huevo y harina y freímos unos segundos. Ahora, sofreímos en aceite limpio los ajos pelados y partidos y la cebolla. Añadimos un poco de pimienta, el tomillo, laurel, una pizca de sal y un poco de azúcar. Rehogamos todo muy bien.
Dejamos que se enfríe y le agregamos el vino blanco un buen chorreón de vinagre y un poco más de aceite de oliva. Incorporamos también las sardinas y dejamos al fuego unos 20 minutos.

 Trucos y Consejos

Sirve las sardinas sola o con la guarnición en la que han escabechado.

 Información Nutricional

El ingrediente protagonista de esta receta es la sardina, un pescado perteneciente a la familia de los pescados azules que destacan por ser una inagotable fuente de Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues reduce los niveles de colesterol en sangre.
La sardina contiene además una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina