Podemos coronar las sardinas con unas escamas de sal ahumada y acompañar el plato con una vinagreta de naranja.
600 gr. de sardinas
200 ml. de zumo de naranja
200 ml. de zumo de limón
la corteza de ½ limón y ½ naranja
100 ml. de aceite de oliva
1 rama de tomillo
pimienta negra en grano y una cucharadita de sal ahumada.
Calorías 157 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Creativa. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

A lo que podría ser un sencillo plato de sardinas le hemos sumado un poco de cuscús, para obtener un plato exótico y diferente. Esperamos que os guste.

 Así lo cocinamos

El día antes de la preparación del plato marinamos las sardinas. Para ello, las limpiamos bien y les quitamos las espinas, dejando solo los lomos. Las ponemos en una bandeja honda y las cubrimos con la mezcla de los zumos de naranja y limón y sus cortezas, el aceite, tomillo, pimienta y sal. Dejamos marinas durante 24 horas.

Al día siguiente preparamos el cuscús. Ponemos 100 ml. de agua a hervir y cubrimos con ella la sémola de trigo en un recipiente, hasta que absorba todo el agua. Añadimos después el zumo de naranja y de limón y dejamos que lo absorba también.

Picamos los tomates, la zanahoria, el cebollino y rallamos la corteza de naranja escaldada y lo unimos todo con la sémola de trigo, añadiendo un poco de aceite. Mezclamos bien y ponemos al punto de sal.

Escurrimos las sardinas de la marinada y las colocamos encima de montoncitos de cuscús.

 Trucos y Consejos

Podemos coronar las sardinas con unas escamas de sal ahumada y acompañar el plato con una vinagreta de naranja.

 Información Nutricional

La sardina es un pescado perteneciente a la familia de los pescados azules. Éstos destacan por ser una inagotable fuente de Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues reduce los niveles de colesterol en sangre. Contiene además una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio.

Por su parte, la sémola de trigo se caracteriza por poseer un alto contenido en hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina