La sardina contiene una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio
12 sardinas
6 pimientos verdes de freír
salsa de tomate casera
pan rallado y mantequilla.
Calorías 157 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 9.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os proponemos una manera diferente de consumir las sardinas. Las hemos presentado rellenas de pimientos verdes y las hemos cocinado en el horno. El resultado es un plato jugoso, saludable  y muy sabroso.

Sardinas rellenas de pimientos

 Así lo cocinamos

En primer lugar, lava bien los pimientos y retírales el pedúnculo y las semillas. Ahora córtalos longitudinalmente en dos mitades y cocínalos por ambas caras en una sartén con unas gotas de aceite de oliva, sólo hasta que pierdan su rigidez.
Limpia las sardinas, quitándoles la tripa y la espina central. Extiende en un lomo de sardina un poco de salsa de tomate. Ahora pon medio pimientos sobre la salsa y cierra con otro lomo. Repite la operación con el resto de sardinas.
Ya sólo nos queda espolvorear con pan rallado y colocar una nuez de mantequilla sobre el mismo antes de introducir en el horno, precalentado a 200ºC, hasta que la sardina quede cocinada y el pan rallado forme una costra.

 Trucos y Consejos

También puedes hacer esta receta sustituyendo el pimiento verde por pimientos del piquillo.

 Información Nutricional

El ingrediente estrella de este original plato es la sardina, un pescado perteneciente a la familia de los pescados azules. Éstos destacan por ser una inagotable fuente de Omega 3, un ácido graso que nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, pues reduce los niveles de colesterol en sangre.
La sardina contiene además una buena cantidad de proteínas de gran valor biológico, así como vitaminas A, D, B2, B3 y minerales muy diversos, como el sodio, el fósforo, el magnesio, el hierro y el calcio.
Por su parte, los pimientos enriquecerán la receta con  vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina