Estas setas se pueden servir como aperitivo o como guarnición de platos de carne, aves y huevos
1 kilo de setas
2 dientes de ajo
unas ramitas de perejil picado
1 vaso de vino blanco
4 cucharadas de aceite de oliva virgen y sal.
Calorías 34 kcal / 100gr
Proteína 4.2 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.5 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Limpiamos las setas con un trapo de cocina o con papel de cocina y, a ser posible, no las sumergiremos en agua.
Picamos los dientes de ajo.

Setas al ajillo

 Así lo cocinamos

Ponemos el aceite en una sartén o cazuela de barro y cuando este caliente añadimos el ajo picado, rehogamos un poco y añadimos las setas dejando que se hagan lentamente.
Cuando estén casi hechas añadimos el vaso de vino blanco y cuando se haya consumido el jugo que expulsan, salpimentamos y añadimos el perejil, damos unas vueltas y servimos inmediatamente en la misma cazuela de barro a ser posible.
 

 Trucos y Consejos

Se pueden servir como aperitivo o como guarnición de platos de carne, aves y huevos.

 

 Información Nutricional

Las setas son alimentos muy apropiados para presentar como entrante o bien para servir como guarnición de múltiples alimentos. Su contenido en agua es elevado, lo que hace que presenten un valor calórico muy bajo. Además son buena fuente de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud. En esta receta, las setas se acompañan simplemente con unos dientes de ajo, un poco de perejil y vino blanco, que además de no aumentar el valor calórico del plato, consiguen aportar un sabor intenso y muy agradable.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina