El solomillo de cerdo es una carne de textura suave y con pocas calorías
2 solomillos de cerdo
2 cebollas
2 cucharadas de azúcar moreno
½ dl de coñac
1 dl de nata líquida
2 dl de jugo de carne
4 cucharadas de aceite de oliva
pimienta negra y sal.
Calorías 158 kcal / 100gr
Proteína 22.3 gr / 100gr
Grasa 7.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

 Así lo cocinamos

Fileteamos el solomillo.

Lo cocinamos en una plancha ligeramente salado hasta que alcance su punto y lo emplatamos.
Desglasamos la sartén con un poco de coñac. A continuación, añadimos la nata líquida y el jugo de carne hasta que quede cremoso.

Ponemos la salsa a punto de sal.

Por otra parte, confitamos la cebolla cortada en juliana (tiras finas) con 2 cucharadas de azúcar moreno, un poco de sal, aceite y 2 cucharadas de agua (esta cebolla servirá como guarnición)
Colocamos los solomillos en el plato caliente donde vayamos a servir, tapamos con la salsa cremosa y decoramos con la cebolla confitada.

 Información Nutricional

El solomillo de cerdo es una carne de textura suave y con pocas calorías. El solomillo es una de las partes más sabrosas y menos grasas del animal. La cebolla es un vegetal rico en vitaminas y minerales, de potente acción antioxidante, beneficiosas para luchar contra el deterioro de las células. La nata de la salsa complementan el plato con calcio y grasa, por lo que se desaconseja añadirla a la receta si se está siguiendo una dieta de control de peso.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina