Esta carne es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y, si lo comparamos con otras partes del cerdo, su contenido graso es muy bajo
2 solomillos de cerdo
200 gr. de queso Gorgonzola
1 dl de nata líquida
perejil
2 cucharadas de aceite de oliva y sal.
Calorías 158 kcal / 100gr
Proteína 22.3 gr / 100gr
Grasa 7.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Lo primero que vamos a hacer es limpiar los solomillos y embadurnarlos con aceite de oliva y sal.
Hecho esto, los introduciremos en el horno, a 220ºC, durante unos 20 minutos.

Solomillo de cerdo con salsa de queso azul

 Así lo cocinamos

Para la salsa de queso: En un cazo pequeño, derretimos el queso junto con la nata líquida. Hervimos a fuego suave durante 5 minutos y, justo al final, añadimos sal al gusto y perejil picado.

Una vez tengamos los solomillos en su punto, los sacaremos y los colocaremos en una fuente para servir. Salseamos con la salsa de queso y servimos bien caliente.

 Trucos y Consejos

Se puede acompañar este plato con una compota de manzana reineta como guarnición.

 

 Información Nutricional

El solomillo, debido a su suave sabor y textura es una de las carnes más valoradas.
Es además una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y, si lo comparamos con otras partes del cerdo, su contenido graso es muy bajo.
El acompañamiento de este solomillo es una salsa de queso. Ésta, al estar elaborada con queso y nata, va a hacer que incremente el valor calórico y graso de la receta. Esto deberán tenerlo en cuenta aquellas personas con exceso de peso o colesterol elevado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina