El solomillo, debido a su suave sabor y textura es una de las carnes más apreciadas
1 solomillo ibérico
1 manzana verde
4 cucharadas soperas de azúcar
100 gr. de mantequilla
aceite de oliva y sal.
Calorías 158 kcal / 100gr
Proteína 22.3 gr / 100gr
Grasa 7.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Este solomillo es sencillísimo de preparar, y combinado con la manzana caramelizada obtenemos un plato realmente exquisito.

 Así lo cocinamos

La manzana caramelizada: Pela la manzana y córtala en rodajas no demasiado gruesas. En una sartén, pon la mantequilla y el azúcar. Incorpora ahora las rodajas de manzana y saltéalas durante unos minutos, hasta que pierdan la rigidez.

El solomillo:
Salpimenta el solomillo y márcalo en una sartén bien caliente. Una vez marcado, déjalo reposar por ambas caras.
Hornea el solomillo hasta darle el punto deseado. Corta un taco de unos 200 gr. de peso, emplátalo y acompáñalo con un poco de manzana caramelizada.

 Trucos y Consejos

Para equilibrar el menú, la mejor opción es tomar primero un buen plato de ensalada variada vegetal o de verduras, que además van a enriquecer el plato con hidratos de carbono, vitaminas, minerales y fibra.

 Información Nutricional

El solomillo, debido a su suave sabor y textura es una de las carnes más valoradas.
Es además una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y, si lo comparamos con otras partes del cerdo, su contenido graso es muy bajo.
La manzana caramelizada que acompaña a nuestro solomillo va a elevar el contenido calórico de la receta, por lo que, si se desea, se puede prescindir del azúcar para obtener así una receta más ligera.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina