Podemos sustituir la guarnición de lechuga por unas patatas asadas o unos champiñones salteados. El plato será así mucho más contundente.
4 solomillos de cerdo ibérico
250 gr. de queso idiazábal
300 ml. de nata líquida
unas hojas de lechuga variada
pimienta
sal y aceite de oliva.
Calorías 158 kcal / 100gr
Proteína 22.3 gr / 100gr
Grasa 7.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Para los amantes de la buena carne, nada mejor que un delicioso solomillo ibérico con una sabrosa salsa de queso. Esperamos que os guste.

 Así lo cocinamos

Limpiamos los solomillos, los salpimentamos y los hacemos a la plancha con un hilo de aceite de oliva.

Mientras tanto, ponemos a calentar la nata de un cazo.

Cortamos la mitad del queso en cuñas muy finas y el resto, lo troceamos y los añadimos a la nata cuando empiece a hervir. Removemos con unas varillas hasta conseguir una salsa sin grumos.

A la hora de servir, cortamos los solomillos en medallones y los intercalamos con cuñas de queso. Acompañamos con la salsa y un poco de lechuga variada.

 Trucos y Consejos

Podemos sustituir la guarnición de lechuga por unas patatas asadas o unos champiñones salteados. El plato será así mucho más contundente.

 Información Nutricional

El solomillo de cerdo, debido a su suave sabor y textura es una de las carnes más valoradas. Además, es una buena fuente de proteínas de alto valor biológico y, si lo comparamos con otras partes del cerdo, su contenido graso es muy bajo, por lo que se puede incluir en el marco de una dieta baja en calorías. Sin embargo, lo hemos acompañado de una salsa de queso que contiene un alto valor calórico, ya que la nata y el queso aportan abundantes grasas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina