Si tienes escamas de sal marina, échaselas por encima al solomillo. Así quedará una presentación perfecta.
1 solomillo de ternera
300 gr. de repollo
4 patatas
200 ml. de nata líquida
1 taza de caldo de ave
100 ml. de vino tinto
aceite de oliva
manetquilla
pimienta y sal.
Calorías 103 kcal / 100gr
Proteína 20 gr / 100gr
Grasa 2.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este plato siempre es un acierto para comidas con familiares y, cómo no, para los amantes de la carne.

 Así lo cocinamos

Primero vamos preparando el puré: pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Cortamos el repollo en juliana y lo ponemos a cocer junto con las patatas. Cuando estén blandos escurrimos y sacamos.
Machacamos las patatas con un tenedor y mezclamos con el repollo. Hervimos la nata y la añadimos a la mezcla, poniendo al mismo tiempo una cucharada de mantequilla. Salpimentamos al gusto. Reservamos.
Salpimentamos los solomillos. En una sartén con aceite de oliva, marcamos la carne ay le agregamos el vino tinto. Dejamos que se evapore el alcohol y le añadimos el caldo. Dejamos reducir hasta que tenga consistencia de salsa.
Servimos el solomillo acompañado del puré. Ya tenemos un menú perfecto.

 Trucos y Consejos

Si tienes escamas de sal marina, échaselas por encima al solomillo. Así quedará una presentación perfecta.

 Información Nutricional

La ternera es una carne magra, por lo que se suele incluir en la mayoría de dietas de adelgazamiento. En especial, el solomillo es una parte del animal muy limpia de grasas. De la composición nutricional de esta carne destaca su aporte de proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro y el zinc.
Las patatas por su parte aportarán hidratos de carbono y el repollo es una verdura de la familia de las coles cuyas propiedades nutricionales lo hacen especialmente recomendable para incluir en cualquier tipo de dieta.
Este vegetal es muy rico en sustancias sulfuradas con acción antioxidante, las cuales le confieren ese olor tan característico. Su consumo ayuda a reducir el riego de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares. Aquellos que presenten insuficiencia renal deberán ser cautos con su consumo ya que el repollo contiene una buena cantidad de potasio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina