Para darle más sabor a esta sopa podemos sustituir el agua por caldo de ave o también añadir otros ingredientes como jamón picado o huevos cocidos.
1 cabeza de ajos
250 gr. de pan duro
4 yemas de huevo
aceite de oliva
1 cucharada de pimentón dulce
5 l. de agua y sal.
Calorías 120 kcal / 100gr
Proteína 4.3 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 24.4 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La sopa de ajo es uno de los platos más populares de nuestra gastronomía. Es una receta muy sencilla a la que se le pueden añadir más ingredientes para enriquecerla, pero aquí os mostramos hoy una de las más básicas, que podréis elaborar en poco tiempo.

 Así lo cocinamos

Pelamos y cortamos los ajos en láminas o rodajas finas. El pan duro lo cortamos también en lonchas finas y no demasiado grandes y reservamos 4 lochas de pan.

Ponemos aceite en una cacerola y la calentamos a fuego medio. Añadimos los ajos y los doramos un poco, sin que lleguen a quemarse. Los sacamos de la cacerola y los reservamos. En el mismo aceite, ahora a fuego fuerte, echamos el pan para que se impregne de aceite y dejamos que se tueste un par de minutos.

Quitamos la cacerola del fuego y añadimos el pimentón dulce. Removemos y añadimos el agua a temperatura ambiente. Ponemos de nuevo a fuego lento y añadimos los ajos fritos. Dejamos cocinar durante 20 minutos. Añadimos sal y subimos el fuego para que la sopa hierva fuerte unos minutos. Echamos las yemas de huevo y esperamos a que se cuajen.

Mientras tanto tostamos las 4 rebanadas de pan que habíamos reservado y servimos la sopa con una yema de huevo por cada comensal y una rebanada de pan tostado.

 Trucos y Consejos

Para darle más sabor a esta sopa podemos sustituir el agua por caldo de ave o también añadir otros ingredientes como jamón picado o huevos cocidos.

 Información Nutricional

El principal ingrediente de esta receta es el ajo, que aporta numerosos beneficios para la salud. Contiene vitaminas A, B y C y es aconsejable para las personas con hipertensión, colesterol elevado o con problemas cardiovasculares. Mejora el sistema inmunológico, es anticoagulante, vasodilatador y depurador, protege el sistema respiratorio y digestivo, es antiinflamatorio y desintoxicante, entre otras propiedades.

La yema de huevo, por su parte, va a enriquecer el plato con proteínas de una excelente calidad, mientas que el pan aporta hidratos de carbono complejos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina