Añade un toque novedoso a esta receta gratinándola
4 cebollas grandes
mantequilla
harina
un vaso de vino blanco
100 ml. de vino de Oporto
caldo de verduras
rebanas de pan seco
2 dientes de ajo
queso Gruyére rallado
hierbas al gusto
aceite y sal.
Calorías 32 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La sopa es siempre una buena aliada para entonar el estómago, además de ser un plato económico y fácil de hacer. Aquí te proponemos una de origen humilde: sopa de cebolla, a la que se ha añadido un toque novedoso incoporando el queso y gratinándolo

Sopa de cebolla gratinada

 Así lo cocinamos

Saltea las cebollas partidas en una sartén a fuego lento con aceite y una cucharada de mantequilla hasta que se doren. Espolvorea una cucharada de harina sin dejar de remover, hasta que se dore también y añade un vaso pequeño de vino blanco.
Deja reducir el alcohol y añade unas seis tazas de caldo de verduras. Salpiméntalo al gusto.
Agrega los ajos bien picados y las hierbas que prefieras (tomillo, hierbabuena, etc.). Llévalo a ebullición y deja cocer todo una hora aproximadamente. Retira las hierbas y añade el vino de Oporto, sin dejar de remover.
Dispón las rebanadas de pan (1 por cada comensal) y espolvorea el queso rallado. Separa cada ración en una sopera e introduce todas a la vez en el horno (precalentado a 220º) hasta que se gratine el queso.

 Trucos y Consejos

Sírvelo nada más sacar del horno y ¡a disfrutar!

 Información Nutricional

La cebolla es rica en vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud. Además es baja en calorías, aunque la receta cuenta con ingredientes algo más calóricos como el queso, la mantequilla o el pan, que aportan grasas e hidratos de carbono.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina