El pan que empleamos para tapar la sopa va aportar una buena cantidad de hidratos de carbono
1 kilo de cebollas
6 cucharadas de mantequilla
3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de harina
½ taza de vino blanco seco
1 litro de caldo de carne
12 rebanadas delgadas de pan tipo baguette
queso gruyere rallado
queso parmesano rallado
sal y una cucharadita de azúcar.
Calorías 32 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Vamos a comenzar nuestra receta cortando las cebollas en juliana.
Hecho esto, las cocinaremos hasta dorar en una cazuela baja junto con un poco de aceite de oliva y mantequilla.

Sopa de cebolla

 Así lo cocinamos

Una vez tengamos bien dorada la cebolla, añadiremos la sal, la pimienta y la cucharada de harina. Cocinamos bien hasta que la harina quede bien disuelta.
Ahora vertemos el vino blanco y le damos un hervor de dos minutos para que se evapore el alcohol.
Agregamos el caldo de carne y cocinamos a fuego suave durante 10 minutos.
Es el momento de incorporar el azúcar y dos cucharadas de los dos quesos rallados y previamente mezclados. Ponemos a punto de sal y retiramos del fuego.
Repartimos la sopa en recipientes individuales y aptos para hornos.
Colocamos una rebanada de pan sobre cada recipiente y cubrimos la superficie con la mezcla de los dos quesos rallados.
Introducimos en el horno, precalentado a 200ºC, y gratinamos hasta que la superficie quede bien dorada.
Servimos al instante bien caliente.

 Información Nutricional

Nos encontramos ante una sopa muy tradicional y, a pesar de ello, original.
El ingrediente protagonista de la receta que nos ocupa es la cebolla, muy rica en vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para la salud.
Hay que tener en cuenta que en esta elaboración intervienen otros ingredientes con un alto contenido en grasa, como vienen siendo la mantequilla y el queso. Ello va a hacer que el valor calórico final de la receta se vea incrementado.
El pan que empleamos para tapar la sopa va aportar una buena cantidad de hidratos de carbono.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina