Una buena guarnición para esta sopa puede ser un huevo cocido muy picadito.
2 cebollas
4 rebanadas de pan tostado
aceite de oliva
sal y agua
Calorías 32 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La sopa de cebolla es un plato de origen humilde que continúa gozando de gran aceptación en nuestra gastronomía.

Sopa de cebolla

 Así lo cocinamos

En una cacerola echamos un chorreón de aceite y la ponemos en el fuego para que vaya calentando. Una vez caliente, añadimos la cebolla pelada y cortada en finas capas. Removemos hasta que la cebolla quede transparente, esto es, sin llegar a dorar.

Incorporamos a la cacerola el agua que calculemos para nuestros platos de sopa. Sazonamos y dejamos cocer unos minutos.

Tras este tiempo, echamos las rebanadas de pan tostado y dejamos cocer unos cinco minutos más.

Retiramos la sopa de cebolla del fuego y servimos inmediatamente.

 Trucos y Consejos

Una buena guarnición para esta sopa puede ser un huevo cocido muy picadito.

 Información Nutricional

La cebolla contiene minerales como calcio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, zinc y nitrógeno. También contiene vitaminas A, C, tiamina, riboflavina, niacina, piridoxina y ácido fólico.

Ya que la cebolla contiene pocas calorías, puede utilizarse en las dietas de reducción de peso.

Por ser fuente de vitaminas A y C, la cebolla puede ayudar en el tratamiento de enfermedades respiratorias y también puede contribuir a prevenir infecciones. Además, la vitamina A tiene importantes funciones en diversos tejidos del organismo. Una de ellas es lograr la adaptación visual a la oscuridad, así como otras funciones importantes relacionadas con la vista, el crecimiento y la reproducción.

Otra función importante de la vitamina A es que contribuye a la salud de diversos tejidos, como son los tejidos epiteliales, como la piel, algunas membranas del tracto gastrointestinal y respiratorio.

Por su contenido en vitaminas del complejo B, la cebolla ayuda al sistema nervioso. También ayuda a regular el sistema digestivo.

Puede decirse que la cebolla es uno de esos vegetales que resultan muy buenos para regular el organismo. Tiene una importante acción depurativa y la presencia de folatos, como los flavonoides, hace que tenga un carácter antioxidante. Por eso mismo, las cebollas se emplean en un gran número de preparados para prevenir problemas de salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina