Para que el caldo quede líquido, usa una bechamel ligera
1/2 kg. de espinacas congeladas
1 manojo de espárragos verdes
1 taza de bechamel
750 ml. de caldo de pollo y pimienta
Calorías 21 kcal / 100gr
Proteína 2.2 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy te proponemos una receta de origen sueco nutritiva y muy sabrosa: una sopa de espárragos con espinacas.

Sopa de espárragos con espinacas

 Así lo cocinamos

Comenzamos por calentar el caldo y dejamos hasta que hierva.

Añadimos las espinacas y los espárragos troceados y dejamos unos minutos que cuezan. Lo trituramos todo con la batidora y volvemos a poner en la olla. Agregamos entonces la bechamel y calentamos de nuevo.

Si queda muy espesa puede añadirse más caldo. Justo antes de servir, añadimos la pimienta.

 Trucos y Consejos

Para que el caldo quede líquido la bechamel debe ser ligera.

 Información Nutricional

Los espárragos son ricos en agua y, a pesar de que su contenido proteico es bajo, es la verdura que mayor contenido de este nutriente posee.

Por su parte, las espinacas contienen una buena y variada cantidad de vitaminas y minerales. Entre estos últimos debemos resaltar la presencia del calcio y el magnesio. Además, aportan a nuestro organismo sustancias de acción antioxidantes, que nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter degenerativo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina