La sopa de miso es un plato muy nutritivo que aporta hidratos de carbono complejos, vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes
800 ml. de caldo dashi, 10 gr. de alga wakame disecada, 60 ml (unas 4 cucharadas soperas), de pasta de miso blanco, 150 gr. de tofu blando (preferiblemente fresco), 1-2 cebolletas. Para el caldo dashi: 1 litro de agua, 20 gr. alga kombu disecada y 20 gr. de copos de bonito seco.

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La sopa de miso es un plato muy simple de hacer y todo un clásico dentro de la dieta japonesa. En Japón se come en casi todas las comidas, incluso para desayunar. Se trata de un plato muy reconfortante, especialmente en estos días de invierno.

Sopa de miso

 Así lo cocinamos

El caldo dashi: poner en remojo, durante al menos 2 horas, las tiras de alga kombu en el litro de agua para que se hidraten. Posteriormente se pone el agua con el alga kombu en una cacerola a fuego vivo. Justo antes de que rompa el hervor debe retirarse el alga kombu del agua con unas pinzas o palillos de cocina. Dejar que el agua hierva durante 1 minuto más y, acto seguido, apagar el fuego.
Añadir los copos de bonito al agua para que infusionen en el agua durante 15 minutos más. Al cabo de este tiempo los copos se habrán hundido al fondo. Colar el caldo en un cuenco.
La sopa de miso: Cortar el tofu cuidadosamente en dados de aproximadamente 1 cm.
Vuelve a colocar el caldo resultante en la cacerola, a fuego lento.
Ahora vierte una parte de caldo dashi en un cuenco y disuelve la pasta de miso. Paralelamente, añadir al caldo de la cacerola el alga wakame y cocer a fuego lento de 1 a 2 minutos, hasta que se hidrate y se expanda.
Una vez disuelto el miso, vierte la mezcla nuevamente en la cacerola.
Añade los dados de tofu y seguir calentando durante 1 minuto más.
Sirve de inmediato en cuencos individuales, aderezando cada ración con finas rodajas de cebolla tierna.

 Trucos y Consejos

Si no dispones de tiempo para preparar el dashi puedes optar por una versión menos ortodoxa y muy simplificada de la sopa de miso en que simplemente disuelves la pasta de miso en agua recién hervida (sin nada) o en caldo dashi instantáneo, añades el alga wakame, los dados de tofu y la cebolleta cortada.

 Información Nutricional

La sopa es una de los platos más apetecibles en las frías noches de invierno. Si además se elabora a partir de ingredientes naturales, se convierte en un plato nutritivo que aporta hidratos de carbono complejos, vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes aliados de nuestra salud. Este plato por su alto poder saciante (debido a su contenido en agua y fibra), es adecuado en todas las edades y en especial para quienes llevan a cabo dietas de control de peso o padecen de estreñimiento.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina