Para este plato, podemos utilizar aceite de trufa del que encontramos en los comercios o podemos hacerlo nosotros mismos rallando unas trufas, mezclándolas con aceite de oliva suave y dejándolo reposar en el frigorífico hasta que el aroma de la trufa quede impregnado en el aceite.
4 patatas
1 cebolla
50 gr. de almendras
1 pastilla de caldo de pescado
1 cucharadita de pimentón dulce
250 gr. de bacalao desalado
2 hojas de laurel
perejil
aceite de oliva
sal y aceite de trufa.
Calorías 77 kcal / 100gr
Proteína 1.7 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 16 gr / 100gr
Índice glucémico 65

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Las patatas y el bacalao siempre combinan muy bien. En este caso os proponemos que cocinéis las primeras en una fina sopa y la acompañéis de un buen bacalao.

 

 

Sopa de patata con bacalao y aceite de trufa

 Así lo cocinamos

En una sartén con un chorrito de aceite freí¬mos las almendras, hasta que estén doradas, y las reservamos.

Pelamos y cortamos en cuadraditos la patata.

Picamos la cebolla finita y la doramos en el mismo aceite de las almendras. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos el pimentón y lo rehogamos todo.

En una cazuela ponemos un litro de agua y la llevamos a ebullición. Cuando hierva añadimos la cebolla rehogada con el pimentón, las patatas y la pastilla de caldo. Dejamos hervir unos 10 minutos.

Pasado este tiempo, machacamos las almendras con el perejil en un mortero y lo añadimos a la sopa. Removemos bien, retiramos del fuego y lo batimos todo con la batidora para obtener una sopa fina.

Por otra parte, hervimos el bacalao en agua con un chorrito de aceite y el laurel. Cuando esté cocido, lo escurrimos y lo cortamos en trozos.

Servimos la sopa de patata bien caliente con un trozo de bacalao encima, todo ello regado con un chorrito de aceite de trufa.

 

 Trucos y Consejos

Para este plato, podemos utilizar aceite de trufa del que encontramos en los comercios o podemos hacerlo nosotros mismos rallando unas trufas, mezclándolas con aceite de oliva suave y dejándolo reposar en el frigorífico hasta que el aroma de la trufa quede impregnado en el aceite.

 Información Nutricional

Las patatas aportan a esta receta una importante cantidad de hidratos de carbono. El bacalao, por su parte, se caracteriza por su bajo contenido graso y por su aporte de proteínas de alto valor biológico.

Datos nutricionales de la patata:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina