Para quitar el sabor amargo que pueda tener la quinoa, la ponemos en un colador y la metemos debajo del grifo para lavarla bien. Luego la escurrimos y ya está lista para ser cocinada.
400 gr. de rape limpio
1 taza de quinoa
2 tazas de agua
2 cebollas
1 zanahoria
½ bulbo de hinojo
unas hebras de azafrán
1 hoja de laurel
1 l. de caldo de pescado
aceite de oliva y sal.
Calorías 65 kcal / 100gr
Proteína 14.8 gr / 100gr
Grasa 0.52 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy os proponemos una sopa muy nutritiva a base de pescado y un pseudocereal, la quinoa, que no contiene gluten, por lo que puede ser consumida por personas celíacas.

Sopa de rape con quinoa

 Así lo cocinamos

Tostamos la quinoa en una sartén con un poco de aceite. Le añadimos las dos tazas de agua y la ponemos a hervir hasta que se consuma el líquido y la quinoa esté tierna.

Mientras tanto, cortamos la cebolla en trozos y la rehogamos en una olla con un poco de aceite de oliva. Cuando esté pochada, añadimos la zanahoria y el bulbo de hinojo troceados, el azafrán, el laurel y una pizca de sal. Rehogamos unos minutos e incorporamos el rape en trozos y la quinoa cocida. Cubrimos con el caldo de pescado y cocemos a fuego lento durante 15 minutos.

Rectificamos de sal, añadimos más caldo o agua si hace falta, y servimos en platos soperos.

 Trucos y Consejos

Para quitar el sabor amargo que pueda tener la quinoa, la ponemos en un colador y la metemos debajo del grifo para lavarla bien. Luego la escurrimos y ya está lista para ser cocinada.

 Información Nutricional

Los principales ingredientes de la sopa que hemos preparado son el rape y la quinoa. El primero es un pescado blanco, rico en proteínas de gran valor biológico y con un contenido calórico muy bajo. La quinoa es rica en hidratos de carbono y proteínas vegetales. También es fuente de vitaminas (C, E, B1, B2 y niacina) y minerales (calcio, hierro, fósforo y magnesio).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina