Si necesitas un buen aporte de vitaminas y minerales, llévate esta receta a la cocina y elabórala. Su ingesta te hará bien.
½ kg. de tomates
1 pimiento verde
1 cebolla
1 diente de ajo
1 ramita de hierbabuena
aceite de oliva
1 l. de agua y sal.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Si necesitas un buen aporte de vitaminas y minerales, llévate esta receta a la cocina y elabórala. Su ingesta te hará bien.

Sopa de tomate con hierbabuena

 Así lo cocinamos

En una cazuela hacemos un sofrito con el pimiento, el ajo y la cebolla picados. Cuando pochen añadimos los tomates pelados y rallados. Rehogamos durante cinco minutos más.

Agregamos el agua, la sal y la hierbabuena. Cocemos la sopa de tomate a fuego lento durante media hora.

Servimos la sopa de tomate con guarnición de trocitos de pan frito.

 Trucos y Consejos

Pasa la sopa por el chino para conseguir un resultado más fino.

 Información Nutricional

El tomate es un alimento poco energético que aporta apenas 20 calorías por 100 gramos. Su componente mayoritario es el agua, seguido de los hidratos de carbono.

Se considera una fruta-hortaliza, ya que su aporte de azúcares simples es superior al de otras verduras, lo que le confiere un ligero sabor dulce.

Es una fuente interesante de fibra, minerales como el potasio y el fósforo, y de vitaminas, entre las que destacan la C, E, provitamina A y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3. Además, presenta un alto contenido en carotenos como el licopeno, pigmento natural que aporta al tomate su color rojo característico.

La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

La niacina o vitamina B3 actúa en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Datos nutricionales del tomate:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina