Esta sopa posee un elevado poder saciante
4 ó 5 ramitas de tomillo
250 gr. de pan del día anterior
1 chorrito de aceite de oliva
2 litros de agua
4 huevos y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La sopa de tomillo es una receta típica de Cataluña que solían preparar las abuelas cuando empezaba a llegar el frío y los resfriados. Las propiedades desinfectantes y depurativas del tomillo convierten esta rica sopa en uno de los platos más apropiados para tomar durante una convalecencia por resfriado o gripe.

Sopa de tomillo

 Así lo cocinamos

Pon el agua en una olla junto con el tomillo y una pizca de sal. Dejamos hervir durante 10 minutos.
Mientras tanto, corta el pan en rebanadas muy finas y repártelas en cuatro platos soperos.
Coloca un huevo entero, o sólo la yema, sobre las rebanadas de pan.
Transcurrido el tiempo de cocción del agua con el tomillo, vierte el caldo obtenido sobre las rebanadas de pan y el huevo, el cual se escaldará con el calor de la sopa.
Tapa cada plato para que el huevo termine de cocerse y el pan se esponje.
A los 5 minutos, la sopa ya estará lista.

 Trucos y Consejos

Puedes sustituir el agua por algún caldo de verduras o del cocido que te haya sobrado. De esta manera enriquecerás la sopa.

 Información Nutricional

Esta sopa que acabamos de elaborar posee un elevado poder saciante.
Entre sus ingredientes encontramos el huevo, que va a enriquecer la receta con proteínas de una excelente calidad.
El pan, por su parte, aportará una buena cantidad de hidratos de carbono complejos. Pero el verdadero protagonista de esta sopa es el tomillo, una hierba aromática que posee beneficiosas propiedades medicinales, como la depurativa, antpútrida y carmativa.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina