El consumo continuado de tomate disminuye considerablemente el riesgo de padecer cáncer
2 pimientos rojos para asar
1 diente de ajo
2 cebollas
2 kilos de tomate
1/4 de taza de albahaca fresca triturada y un yogur natural descremado.
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Sopas y cremas y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Primavera / Verano, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Vamos a comenzar nuestra receta asando los pimientos en el horno, que es el paso que más tiempo requiere. Mientras, licuamos los tomates.

Sopa fría de tomate y pimiento rojo

 Así lo cocinamos

Cuando los pimientos estén bien asados, los tapamos con un paño hasta que se enfríen y, una vez fríos, los pelamos.
Batimos los tomates licuados junto con la carne del pimiento asado y el ajo hasta conseguir una sopa homogénea y cremosa.
Incorporamos la cebolla y la albahaca hasta que nos quede una textura similar a la del gazpacho. Salpimentamos.
Introducir en el frigorífico durante unas 6 horas.

En el momento de servir podemos mezclar con un yogur desnatado para rebajar su sabor.

 

 Información Nutricional

El protagonista de esta receta es el tomate, rico en licopeno, un carotenoide natural y con un gran poder antioxidante muy común en los tomates y sus derivados.
Está demostrado que el consumo continuado de licopeno disminuye considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y degenerativas, tales como el cáncer.
Además, esta nutritiva y refrescante sopa está indicada para todas las edades y situaciones fisiológicas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina