Para que el puré de calabaza no quede demasiado líquido, retiraremos un poco de agua de la cocción antes de triturarlo.
500 gr. de calabaza
3 huevos
500 ml. de leche
1 cucharadita de harina fina de maíz
80 gr. de queso rallado
nuez moscada
mantequilla
pimienta y sal.
Calorías 29 kcal / 100gr
Proteína 1.1 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.6 gr / 100gr
Índice glucémico 75

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Una forma diferente de comer calabaza es elaborando este rico suflé, muy esponjoso y con un sabor muy característico.

 

 

Suflé de calabaza

 Así lo cocinamos

Pelamos la calabaza y la cortamos en trozos pequeños. La ponemos a cocer en una cacerola con agua y una pizca de sal hasta que esté blandita. Seguimos cocinando a fuego lento y, con la ayuda de un tenedor, aplastamos la calabaza hasta obtener un puré.

Ponemos a calentar la leche, separando tres cucharadas de la misma, en la que diluiremos la harina. Cuando hierva, incorporamos la harina diluida y removemos hasta que espese. Retiramos del fuego.

Mezclamos la leche con el puré de calabaza y condimentamos con nuez moscada, pimienta y sal al gusto.

Separamos las yemas y las claras de huevo. Incorporamos las yemas, junto al queso rallado, a la mezcla de leche y calabaza.

Montamos las claras a punto de nieve y las unimos a la mezcla anterior, removiendo con cuidado para que no se bajen.

Untamos un molde con mantequilla y vertemos la preparación dentro. Cocinamos al horno, precalentado a temperatura media, durante 45 minutos.

Sacamos del horno, desmoldamos y servimos.

 

 Trucos y Consejos

Para que el puré de calabaza no quede demasiado líquido, retiraremos un poco de agua de la cocción antes de triturarlo.

 Información Nutricional

La calabaza es una hortaliza rica en beta-caroteno, sustancia que tras ser absorbida por nuestro organismo se transforma en vitamina A. Ésta es esencial para la visión, el buen estado de la piel, los tejidos y para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológico. La calabaza es también muy rica en fibra y tiene propiedades diuréticas.

Datos nutricionales de la calabaza:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina