El queso y el jamón, además de aportar proteínas, van a hacer que el contenido graso del plato aumente de manera considerable
80 gr. de mantequilla
3 cucharadas de harina
½ litro de leche
100 gr. de jamón cocido
250 gr. de queso cuartirolo
5 huevos
sal y pimienta.
Calorías 120 kcal / 100gr
Proteína 18.4 gr / 100gr
Grasa 5.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El suflé, galicismo de soufflé, es un plato muy ligero elaborado al horno con huevos batidos y combinados con otros ingredientes. En esta ocasión, los protagonistas de nuestro suflé son el jamón cocido y el queso, dos ingredientes que combinan a la perfección y que dan como resultado un plato suave y con una textura realmente agradable.

Suflé de jamón y queso

 Así lo cocinamos

Coloca en una cacerola la mantequilla, llévala a fuego y cuando se haya derretido, agrega las cucharadas de harina. Mezcla rápidamente con cuchara de madera hasta que la mantequilla y la harina tomen un color dorado. Entonces, añade poco a poco la leche caliente y continua mezclando, siempre a fuego moderado, hasta obtener una salsa blanca espesa.
Retira del fuego e incorpora inmediatamente el queso cortado en daditos pequeños y el jamón picado. Dejar entibiar la preparación y añade una a una las yemas. Condimenta a gusto con sal y pimienta.
Por último, agrega las cinco claras batidas a punto de nieve, mezcla suavemente y vierte en un bol engrasado.
Introduce en el horno, precalentado a 180ºC, durante 15 minutos. Luego ve aumentando la temperatura hasta completar 45 minutos de cocción.
Los últimos cinco minutos deberán ser en horno bien caliente para que se dore.
Sirve inmediatamente.

 Trucos y Consejos

A este suflé también le va estupendamente una pizca de nuez moscada recién rallada.

 Información Nutricional

El queso y el jamón son los principales ingredientes de este suflé y, además de aportar proteínas, van a hacer que el contenido graso del plato aumente de manera considerable. Por tanto, es recomendable no abusar del consumo de este tipo de elaboraciones, sobretodo si se tienen problemas de exceso de peso, hipertensión, o se presentan niveles elevados de colesterol o triglicéridos en sangre. Acompañados de una ensalada o verdura de primero y una fruta o lácteo como postre se obtiene un menú bastante equilibrado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina