El atún es un pescado azul, rico en ácido grasos omega 3, los cuales nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre
200 gr. de lomo de atún
1 kilo de tomates maduros
750 gramos de azúcar y el zumo de un limón
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 226 kcal / 100gr
Proteína 21 gr / 100gr
Grasa 15.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Las mermeladas son un alimento perfecto para acompañar nuestros desayunos y meriendas. Pero también podemos emplearlas en la elaboración de postres, o como guarnición de carnes y pescados, como es el caso de esta receta, en la cual acompañamos un jugoso taco de atún a la plancha con mermelada de tomate. Sin duda, una combinación que no te dejará indiferente.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, elaboraremos la mermelada de tomate: Escalda los tomates en agua hirviendo durante 30 segundos. A continuación, los escurrimos y los pelamos.
Ahora los cortamos por la mitad y les retiramos las semillas.
Disponemos la pulpa de los tomates en una cazuela de barro y añadimos el azúcar y el zumo de limón. Introducimos en el frigorífico y dejamos reposar durante al menos 12 horas.
Transcurrido este tiempo, colocaremos la cazuela al fuego y cocinaremos a fuego muy lento durante 50 minutos. Deberemos ir removiendo con una cuchara de madera con bastante frecuencia.
Salpimenta el atún y cocínalo por ambas caras en una plancha o sartén antiadherente a fuego vivo y procurando que quede bien jugoso en su interior.
Extiende un par de cucharadas de mermelada de tomate sobre el plato en el cual vayamos a presentar la receta y coloca el taco de atún encima.

 Trucos y Consejos

Para darle un toque especial a la mermelada, puedes cocinarla con unas hierbas aromáticas. Puedes usar tomillo, romero, orégano…

 Información Nutricional

El atún, gran protagonista de la receta que nos ocupa, es uno de los pescados más consumidos en nuestro país. Esta variedad de pescado azul posee un 15% de grasa, lo que lo convierte en un pescado graso. Pero se trata de una grasa rica en ácidos grasos omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, contribuyendo de esta manera a reducir el riesgo de sufrir arterioesclerosis y trombosis. El atún es también rico en vitaminas y minerales. Entre las vitaminas encontramos las del tipo B (B2, B3, B6, B9 y B12), que aportan ácido fólico y son beneficiosas para la vista, y las vitaminas A Y D, que son liposolubles. En cuanto a los minerales, el fósforo y el magnesio sobresalen en la composición nutritiva de este túnido, sin despreciar su contenido en hierro y yodo.
Esta vez hemos acompañado el atún con una mermelada de tomate casera. Aunque ésta posee un alto valor calórico y no se aprovecha de igual manera las ventajas de la fruta fresca, debemos destacar la importancia que tiene elaborar una mermelada de forma totalmente casera a partir de tres ingredientes naturales de calidad y elegidos por nosotros mismos.
Ya que las mermeladas contienen una gran cantidad de azúcar, éstas no se recomiendan a aquellas personas que estén siguiendo una dieta de control de peso, ni tampoco a aquellas que padecen diabetes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina