La gamba es un marisco poco energético que posee una relación favorable de grasas poliinsaturadas frente a las saturadas
300 gr. de tagliatelles
200 gr. de gambas peladas
200 gr. de espinacas frescas
2 dientes de ajo
aceite de oliva y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los tagliatelles son una buena fuente de energía ya que poseen cantidades elevadas de hidratos de carbono complejos. Además no contienen apenas grasa y son un alimento de gran aceptación. Las formas de presentarlos son muy variadas ya que pueden acompañarse tanto con verdura, como con carne o pescado. En este caso los hemos acompañado con un salteado de gambas espinacas, ano como resultado un plato muy atractivo y sabroso.

Tagliatelles con salteado de gambas y espinacas

 Así lo cocinamos

Lo primero que vamos a hacer será cocer la pasta en una olla con abundante agua hirviendo y sal.
Cuando la pasta esté al dente, escúrrela, extiéndela sobre una superficie lisa y rocíala con aceite de oliva para evitar que se adhiera entre sí.
En una sartén, sofríe los ajos laminaos con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando los ajos comiencen a dorar, añade las gambas y las hojas de espinacas (previamente lavadas). Saltea el conjunto durante un par de minutos e incorpora la pasta a la sartén. Rehoga el conjunto durante otros dos minutos, pon a punto de sal y sirve al momento.

 Trucos y Consejos

No tires las cáscaras de las gambas, puedes usarlas para preparar un caldo de marisco que te servirá para elaborar otros platos.

 Información Nutricional

La pasta es un alimento que suele tener mucha aceptación en todos los hogares. Además, es una excelente fuente de hidratos de carbono complejos y apenas contiene grasa. Existe una amplísima variedad de pastas, con diferentes formas y colores. En este caso hemos empleado tagliatelles, que los hemos combinado con gambas y espinacas.
La gamba es un marisco poco energético que posee una relación favorable de grasas poliinsaturadas frente a las saturadas. Además, es una excelente fuente de proteínas y minerales, tales como el hierro, el yodo y el fósforo.
Pero debemos tener en cuenta que la gamba, al igual que el resto de mariscos, contiene una cantidad moderada de purinas y colesterol, por lo que aquellas personas que presenten niveles elevados de colesterol y ácido úrico en sangre deberán moderar su consumo.
Las espinacas contienen una buena y variada cantidad de vitaminas y minerales. Entre estos últimos debemos resaltar la presencia del calcio y el magnesio. Además, aportan a nuestro organismo sustancias de acción antioxidantes, que nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter degenerativo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina