Por la composición de los ingredientes que componen esta mousse, nos encontramos ante un postre con un contenido calórico bastante elevado
8 tartaletas para postres
1 yema de huevo
½ lata de leche condensada (de las pequeñas)
200 ml. de nata para montar
200 gr. de chocolate de cobertura
grosellas y hojas de menta para decorar.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Estas tartaletas suponen una forma muy vistosa y original de presentar la mousse de chocolate. Son un bocado exquisito, ideal para servir como postre a tus invitados.

Tartaletas de mousse de chocolate

 Así lo cocinamos

Lo primero que debes hacer es mezclar la yema de huevo con la leche condensada.
Funde el chocolate al baño María o en el microondas. Una vez fundido, agrégaselo a la mezcla de yema y leche condensada.
Monta la nata y añádesela a la preparación anterior. Mezcla bien con la ayuda de una cuchara de madera.
Introduce la mousse en una manga pastelera y deja reposar en el frigorífico durante al menos 2 horas.
Transcurrido el tiempo de reposo, rellena las tartaletas con la mousse de chocolate.
Decora con unas grosellas y unas hojas de menta.

 Trucos y Consejos

Según la boquilla que emplees en la manga pastelera, podrás presentar la mousse en las tartaletas de la manera que más te guste. Es importante que a la hora de incorporar la nata montada lo hagas aplicando movimientos envolventes para que la mezcla no pierda aire y la mousse quede bien "esponjosa".

 Información Nutricional

Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen en esta mousse, el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes del chocolate y la nata. Por lo tanto, su consumo no está aconsejado para las personas que deben restringir la grasa de su alimentación. En concreto este alimento esté desaconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata. Así mismo deben evitar este postre las personas diabéticas, ya que en su elaboración se emplea una cantidad de azúcar considerable (presente en la leche condensada).

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina