Estas tejas son perfectas para acompañar nuestros helados
50 gr. de azúcar moreno
50 gr. de zumo de naranja
50 gr. de harina
50 gr. de mantequilla fundida y ralladura de piel de naranja.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Estas tejas de naranja constituyen un complemento perfecto para nuestros desayunos y meriendas. También quedan deliciosas en postres, acompañando a una buena bola de tu helado favorito.

Tejas

 Así lo cocinamos

Comienza batiendo el zumo de naranja con su ralladura y el azúcar moreno. Una vez esté bien batido, incorporamos la harina, previamente tamizada, y seguimos batiendo hasta conseguir una crema suave y homogénea, sin grumos. Por último, agregamos la mantequilla fundida y removemos.
Reserva la pasta obtenida en el frigorífico durante 12 horas.
Transcurrido el tiempo de reposo, extiende la masa finamente y formando círculos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado (papel de horno).
Introduce en el horno, precalentado a 150 ºC, hasta conseguir unas tejas bien doradas.

 

 Trucos y Consejos

Para darle forma de “teja” a estas galletas, enróllalas en un vaso de cristal. Al enfriarse, se separarán del vaso y quedarán con la forma deseada.

 

 Información Nutricional

En la composición de este postre encontramos ingredientes como la harina o el azúcar, ambos ricos en hidratos de carbono. Además, la mantequilla va a incorporar grasa, por lo que al final resulta un postre muy energético y calórico. Todo ello nos obliga a consumir este tipo de postres de una forma responsable y esporádica.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina