Las primeras noticias del tocino de cielo se remontan al año 1324 y fue creado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera. Hoy retrocedemos en el tiempo y aprendemos a elaborarlo.
4 huevos enteros
1 docena de yemas de huevo
¼ kg de azúcar
caramelo líquido y agua.
Calorías 162.6 kcal / 100gr
Proteína 12.2 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.6 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Las primeras noticias del tocino de cielo se remontan al año 1324 y fue creado por las monjas del Convento de Espíritu Santo de Jerez de la Frontera. Hoy retrocedemos en el tiempo y aprendemos a elaborarlo.

Tocino de cielo casero

 Así lo cocinamos

Hacemos un almíbar muy concentrado con el azúcar y un poco de agua, dejándolo al fuego durante quince o veinte minutos para que adquiera cuerpo. Lo dejamos enfriar y reservamos.

En un recipiente aparte batimos los huevos con las yemas y les vamos agregando poco a poco el almíbar sin dejar de batir, obteniendo una mezcla a la que, si queremos, podemos añadir una cucharadita de harina para que espese.

En un molde de aluminio de poco fondo ponemos caramelo líquido y sobre éste vertimos la mezcla. Ponemos el molde al baño María hasta que el tocino de cielo cuaje totalmente.

Dejamos enfriar, desmoldamos en un plato y cortamos el tocino de cielo en dados. Servimos.

 Trucos y Consejos

Es mejor que lo prepares de un día para otro. Así ganará en solidez y sabor.

 Información Nutricional

El tocino de cielo es un postre elaborado a base de yema de huevo caramelizada y azúcar, compacto y de color amarillo intenso.

Su origen está ligado a la elaboración del vino de la zona y al empleo masivo de claras de huevo usadas para la clarificación del vino. El resto, la yema de huevo, eran dadas al convento de monjas, las cuales, con el fin de reutilizarlas, diseñaron el postre “tocino de cielo”, uno de esos postres más emblemáticos de la repostería española. El nombre de tocino de cielo se debe a su aspecto y textura y a su origen “religioso”.

Actualmente es típico en Andalucía, manteniendo gran arraigo en la propia Jerez de la Frontera, en Cádiz, en Villoldo, y en Asturias, donde se conocen los Tocinillos de Cielo de Grado, tienen gran fama con una tradición repostera, en algunos casos, de elaboración del postre desde hace más de cien años.

En esta receta se emplean una buena cantidad de huevos. Estos son alimentos ricos en proteínas de alto valor biológico presentes en su clara, y en grasa saturada, vitaminas liposolubles y colesterol que se encuentran en la yema.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina